Saltar al contenido principal

Abogados de expresidente boliviano esperan anulación de veredicto en su contra

Anuncios

Miami (AFP)

Los abogados del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada, quien fue hallado por un jurado en Estados Unidos "responsable" de ejecuciones extrajudiciales perpetradas en 2003 en Bolivia, se dijeron este viernes confiados en que el juez anulará el veredicto.

Sánchez de Lozada, de 87 años, y su exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín, de 58, fueron hallados responsables en un caso civil de la muerte de ocho indígenas aymaras. Los diez miembros del jurado les ordenaron pagar 10 millones de dólares a los familiares de las víctimas que entablaron la demanda.

"Nosotros ya hemos expresado nuestro desacuerdo con el veredicto porque creemos que la evidencia presentada es insuficiente", dijeron los abogados de la defensa, liderados por Stephen Raber, en un comunicado este viernes.

Señalaron que presentaron una moción de descartar la demanda o anular el caso porque, si bien los jurados hallaron a los defendidos responsables de ocho asesinatos extrajudiciales, al mismo tiempo encontraron que estas muertes "no fueron causadas de forma 'deliberada o intencionalmente' por un soldado boliviano".

De acuerdo a Raber y su equipo, esta diferencia es incongruente.

"Confiamos en el proceso y creemos que el veredicto del jurado será dejado sin efecto cuando la ley sea correctamente aplicada", añadió.

El 11 de abril, los demandados presentarán al juez un informe adicional. Los demandantes tienen hasta el 26 de abril para responder a este informe; mientras que los demandados tendrán hasta hasta el 4 de mayo para replicar, según documentos de la corte.

Los jurados habían llegado a su veredicto en su sexto día de deliberaciones en un inusual juicio que comenzó el 5 de marzo en un tribunal federal en Fort Lauderdale, sur de Florida.

Su decisión "envió un mensaje a todo el mundo: ya no puedes escapar de la justicia", había dicho el martes a la AFP Thomas Becker, abogado de la Harvard Law School, que formó parte del equipo de los demandantes, celebrando su victoria.

Al salir del tribunal, Raber ya había dicho a periodistas que estaba "en desacuerdo con el veredicto" y que esperaba que éste fuera revertido.

El proceso tuvo lugar gracias a una ley estadounidense que permite enjuiciar civilmente a acusados de torturas o ejecuciones extrajudiciales, aunque todas las partes sean extranjeras y el crimen haya sido cometido en el exterior.

Los disturbios de septiembre y octubre de 2003, episodio conocido como "la guerra del gas", forzaron la huida del presidente y facilitaron el ascenso al poder en 2006 del aymara Evo Morales, entonces líder cocalero.

En la demanda, los familiares de ocho bolivianos muertos exigían indemnizaciones por "matanzas extrajudiciales, crímenes contra la humanidad y homicidios culposos" que el 17 de octubre dejaron 58 muertos y más de 400 heridos en El Alto, próximo a La Paz.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.