Caso Petrobras

Brasil: juez federal le otorga un día a Lula para que se entregue a la justicia

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva deberá presentarse en la policía de Curitiba el viernes 6 de abril. Abril 2 de 2018.
El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva deberá presentarse en la policía de Curitiba el viernes 6 de abril. Abril 2 de 2018. Ricardo Moraes / Reuters

El juez Sergio Moro emitió este jueves 5 de abril la orden para que el expresidente brasileño regrese a prisión a cumplir la pena de 12 años impuesta por casos de corrupción. Abogados de Lula, calificaron la medida como arbitraria.

Anuncios

El juez federal Sergio Moro emitió este jueves 5 de abril la medida judicial que lleva nuevamente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a prisión. La acción se ejecutó minutos después de que un tribunal brasileño autorizara la misma.

Lula da Silva, recibió una pena de 12 años de cárcel por presunta corrupción en un caso relacionado con la empresa estatal petrolera Petrobras.

Moro además refirió en la orden emitida, que Lula da Silva tiene un día para entregarse.

"Al condenado, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, le concedo, en atención a la
dignidad del cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse voluntariamente a la Policía Federal de Curitiba (estado de Paraná) hasta las 17:00 horas de Brasil (20.00 GMT), del próximo día viernes 6 de abril de 2018, cuando deberá ser cumplido el mandato de prisión", señaló Moro en la decisión.

La decisión del juez federal Sergio Moro llega un día después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) votara en contra de la medida de habeas corpus que interpuso el expresidente brasileño para evitar la prisión y agotar todas las apelaciones posibles en instancias superiores.

El juez Sergio Moro, fue el encargado en primera instancia de las investigaciones por el caso Petrobras, por ello condenó al expresidente a nueve años de prisión. Esta sentencia, fue ratificada y ampliada a 12 años el pasado mes de enero del año 2018 por el Tribunal Regional Federal de la cuarta región con sede en la ciudad de Porto Alegre.

Defensa de Lula rechaza la medida ordenada por Moro

El abogado Cristiano Zanin consideró que la orden emitida por el juez Sergio Moro es una “decisión arbitraria”. Este pronunciamiento se basa en el argumento de que la media es contraria a la legislación brasileña ya que a juicio de la defensa no se han agotado los recursos en segunda instancia.

"Están contrariando la propia decisión del tribunal del día 24 (de enero), cuando los tres magistrados determinaron que la prisión solo podría acontecer después de agotada toda la tramitación en segunda instancia. Estamos dentro de plazo", refirió el abogado al diario Folha de Sao Paulo, citado por la agencia de noticias EFE.

De acuerdo a la medida emitida por el juez Sergio Moro, Lula tendría ciertos privilegios en prisión, entre los que destaca una celda especial y permanecerá aislado de otros privados de libertad.

Asimismo, el juez también determinó que los detalles de la entrega deberán ser acordados con la defensa del expresidente, algo que no ha comentado Zanin. Tampoco se prevé el uso de esposas para su detención.

Algunos medios brasileños, han expresado que la Policía Federal ya venía trabajando en la preparación de la celda donde será recluido el expresidente, todo ello para evitar que tenga contacto con otros condenados por el caso Petrobras como lo son el presidente de la constructora OAS, Leo Pinheiro y con el exministro de Hacienda, Antonio Palocci.

Lula tendría dos horas de paseo diario por el patio de la Superintendencia de la Policía Federal, sin que ello coincida con el derecho de otros reclusos, indicó el diario brasileño O Globo, citado por la agencia de noticias EFE.

Qué es el caso Petrobras y por qué se acusa a Lula

El caso Petrobras, por el cual es acusado el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) tiene que ver con la investigación que se le abrió tanto a Lula como a su esposa, Marisa Leticia por la posesión de un lujoso apartamento en el puerto turístico de Guarujá, en el estado de Sao Paulo.

Dicho inmueble, pertenecía a la empresa constructora OAS, la cual se vio envuelta en un escándalo de corrupción por ser la beneficiaria de innumerables contratos por la petrolera Petrobras.   

Esta empresa, habría invertido la cantidad de 330.000 dólares para reformar y amoblar el inmueble además de cancelar otros 400.000 dólares de un depósito y el alquiler por cuatro años.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24