Cronología de un mes de la tensa escalada comercial entre China y EEUU

Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos y China están desde hace un mes involucrados en una disputa comercial provocada por la decisión del gobierno de Donald Trump de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Aquí están las fechas principales del conflicto entre las dos primeras potencias económicas del mundo:

- 8 de marzo: Trump promulga aranceles del 25% para el acero y de 10% para el aluminio. Exime temporalmente a Canadá y México, sus socios en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y otros países, incluidos los de la Unión Europea. Sin embargo, no exonera a China.

- 22 de marzo: Trump firma "un memorándum dirigido contra la agresión económica de China" y anuncia que Estados Unidos impondrá nuevos aranceles a los productos chinos por unos 60.000 millones de dólares, en represalia por "el robo de propiedad intelectual" y para proteger a las empresas estadounidenses.

El presidente otorga 15 días a su representante comercial (USTR) Robert Lighthizer para que elabore una lista de productos.

- 23 de marzo: En represalia por los aranceles sobre el acero y el aluminio, Pekín reveló una lista de 128 productos estadounidenses que quiere gravar con impuestos aduaneros entre 15% y ??25% en caso de que fracasen las negociaciones con Washington. Entre ellos, figuran fruta fresca, carne de cerdo y aluminio reciclado: los productos estadounidenses involucrados representaban 3.000 millones de dólares el año pasado.

- 26 de marzo: Las autoridades chinas instan a Estados Unidos a detener su "intimidación económica" y amenazan con nuevas represalias.

- 2 de abril: China pone en práctica su amenaza del 23 de marzo. Anuncia medidas punitivas contra 128 productos estadounidenses en respuesta a los aranceles para su acero y aluminio.

- 3 de abril: en respuesta a la solicitud presidencial del 22 de marzo, Robert Lighthizer publica la lista provisional de productos chinos que pueden estar sujetos a nuevos aranceles en represalia por "la transferencia forzosa de tecnología y propiedad intelectual estadounidenses" a China.

La lista, que apunta a exportaciones chinas por "aproximadamente 50.000 millones" de dólares, incluye a productos de varias industrias, incluidas la aeronáutica, la tecnología de la información, las comunicaciones, la robótica y la maquinaria.

- 4 de abril: pocas horas después de la publicación de la lista, Pekín responde con su propia nómina abarcando el mismo monto anual: 50.000 millones de dólares.

China recurrió a artillería pesada al incluir productos más estratégicos, como la soja, el sector automotriz y el aeroespacial, que pesan mucho en la balanza comercial estadounidense.

Trump aseguró este miércoles que "no estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por la gente tonta, incompetente, que representaba a Estados Unidos".

"Ahora tenemos un déficit comercial de 500.000 millones anuales, con Robo de Propiedad Intelectual por otros 300.000 millones. ¡No podemos permitir que esto continúe!", sostuvo en un mensaje de la red Twitter.

El déficit comercial de Estados Unidos con China fue de 375.200 millones de dólares en 2017.

- 5 de abril: el Ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, exhorta a la comunidad internacional a formar un frente común contra Washington.

China también está presentando una nueva queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para impugnar los aranceles que Estados Unidos pretende implementar a varios de sus productos, entre ellos maquinaria y electrónica.

Trump elevó la apuesta al amenazar con gravar las importaciones chinas por una suma de 100.000 millones de dólares adicionales, que se sumarían a unos 50.000 millones de dólares ya afectados por aranceles anunciados el 3 de abril.

- 6 abril: China asegura que no teme pagar el precio de una guerra comercial con Estados Unidos.

Trump, en tanto denuncia el funcionamiento de la OMC y dice que es "injusta con Estados Unidos".