Saltar al contenido principal
Economía

Francia y Reino Unido: dos modelos ferroviarios opuestos

En Francia, el gobierno de Emmanuel Macron busca implementar reformas para abrir a la competencia el sistema ferroviario y desmontar algunos beneficios de los trabajadores. En Reino Unido hace algunos años se llevó a cabo una privatización que no ha resultado tan exitosa.

Anuncios

Esta semana comenzaron en Francia una serie de huelgas intermitentes convocadas por los trabajadores de la Compañía Nacional de Ferrocarriles, la SNCF, que se oponen a una serie de reformas que quiere llevar a cabo el gobierno de Emmanuel Macron.

El actual gobierno busca abrir el sistema ferroviario a la competencia y eliminar una serie de beneficios que tienen los trabajadores de este sector. El argumento es que estas reformas son necesarias para atacar la deuda de unos 55.000 millones de dólares que afecta al sistema.

En el Reino Unido, el gobierno privatizó el sistema en la década de los noventa, con la promesa de un servicio más eficaz y económico. Sin embargo, hoy en día el transporte ferroviario británico es el segundo más caro de Europa, después de Suiza. Paradójicamente, el sistema es operado en gran medida por empresas públicas, pero no del Reino Unido sino del extranjero.

Andrew Adonis, exministro de Transporte británico, asegura que el sistema de su país es demasiado liberal y le hace una sugerencia a Francia: “El consejo que le daría al presidente Macron sobre el sistema ferroviario francés es este: abrirse a la competencia, sí, pero sin debilitar la compañía nacional. Se necesitan buenos operarios privados y públicos y que exista una competencia sana entre ambos”.
 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.