El primer ministro de Malasia anuncia la disolución del Parlamento

Anuncios

Kuala Lumpur (AFP)

El primer ministro malasio, Najib Razak, anunció este viernes la disolución del Parlamento para convocar unas elecciones legislativas anticipadas que se anuncian difíciles para el jefe del gobierno, salpicado por un escándalo financiero.

"Desearía informar a la población que me reuní con el rey y le pedí permiso para que el Parlamento sea disuelto el 7 de abril", declaró Najib en la televisión nacional.

El soberano tiene una función eminentemente honorífica en este país del sudeste asiático de unos 30 millones de habitantes, de mayoría musulmana.

La Comisión Electoral anunciará en los próximos días cuándo se celebrarán las elecciones, probablemente en las próximas semanas.

La coalición gubernamental dirigida por Najib está formada por partidos en el poder desde la independencia de la excolonia británica en 1957, pero su popularidad cayó en los últimos años a causa de un gran escándalo de corrupción vinculado con el fondo soberano 1MDB, creado en 2009 por el primer ministro para modernizar Malasia.

El fondo, endeudado en la actualidad en unos 10.000 millones de euros, está en el centro de una serie de desvíos de capital que están siendo investigados en varios países además de Malasia, como Suiza, Singapur y Estados Unidos. Najib y 1MDB siempre han negado toda actuación ilegal.

La Organización Nacional de los Malasios Unidos (UMNO), formación mayoritaria de Najib, consiguió mantenerse en el poder en las últimas legislativas de 2013 por un muy estrecho margen con los otros partidos de la coalición.

- Un rival de 92 años -

Los electores lo habían sancionado entonces por la multiplicación de casos de corrupción, el aumento del coste de la vida y las políticas partidarias que provocaron divisiones en un país con unas importantes minorías india y china.

Pero el primer ministro, de 64 años, ha sobrevivido hasta ahora al escándalo 1MDB destituyendo a quienes le criticaban en su propio campo e introduciendo nuevas leyes de seguridad, que fueron denunciadas por los defensores de los derechos humanos y desembocaron en la detención de varios opositores.

Frente a una oposición muy disminuida, especialmente por la encarcelación del exdirigente Anwar Ibrahim, y acusaciones de fraude para ganar las legislativas, la coalición de Najib debería ahora ganar estos comicios y mantenerse en el poder cinco años más, predicen los analistas.

La oposición acusó al gobierno de haber realizado una nueva distribución de circunscripciones electorales poco antes de los comicios y de haber añadido a electores fantasma en lugares donde los partidos de la coalición tienen una corta mayoría.

Sin embargo, la esperada victoria de los partidos de la coalición es menos segura -pese a que la oposición esté debilitada- a causa de la vuelta a la primera línea de la política de Mahathir Mohamad, de 92 años, el que fuera primer ministro durante 22 años (1981-2003), feroz detractor de Najib desde el estallido del escándalo 1MDB.

En un sorprendente giro político, el nonagenario fue designado candidato de la coalición de oposición, el Pacto de la Esperanza, para ocupar el puesto de jefe del gobierno en caso de victoria.