Saltar al contenido principal
Sudáfrica

Aplazan hasta junio el caso del expresidente sudafricano Jacob Zuma

Jacob Zuma dio un discurso en Zulú frente a las afueras del tribunal superior de Durban. Abril 6 de 2018.
Jacob Zuma dio un discurso en Zulú frente a las afueras del tribunal superior de Durban. Abril 6 de 2018. EFE
2 min

Este viernes 6 de abril Zuma acudió a su primera audiencia en el proceso por corrupción que investiga una venta ilegal de armas hace más de 20 años. El exmandatario proclama su inocencia.

Anuncios

Dos meses después de dejar el cargo, el expresidente de Sudáfrica compareció este viernes 6 de abril ante la justicia en Durban por supuesta corrupción en una compra de armas de los años 90.

Zuma restó crédito a la investigación mientras miles de sus partidarios le entregaban su apoyo en las afueras del Tribunal Superior: "Estas acusaciones fueron anuladas y ahora recobran importancia, es claro que son políticas”, dijo en Zulú y agregó ser inocente pero que "algunos quieren tratarme como si fuera culpable”. Mientras tanto la multitud coreaba “no toquen a Zuma”, reflejo de la capacidad de movilización de la que aún goza el exmandatario.

Aunque son cerca de 800 los cargos que pesan sobre él, esta investigación en concreto hace referencia a 16 acusaciones de lavado de dinero, fraude y organización para delinquir.

El caso se remonta a la época en que ejercía como ministro y luego como vicepresidente. Presuntamente Zuma, de 75 años, recibió comisiones del grupo francés Thales y otras empresas a cambio de un contrato de compra de armas de más de 4 mil millones de euros en 1999. La multinacional gala también se encuentra investigada en medio de esta pesquisa.

El de este viernes fue un trámite de menos de 15 minutos de duración en donde se acordó aplazar el caso de Zuma hasta el 8 de junio. En esa fecha está previsto que se fije el comienzo de un juicio que augura ser largo y mediático.

Estos escándalos terminaron presionando a Zuma de tal manera que dimitió en febrero después de un largo tira y afloja con su propio partido el Congreso Nacional Africano, ANC por sus siglas en inglés. Su sucesor fue el entonces vicepresidente, Cyril Ramaphosa, quien prometió acabar con la corrupción. Fue su llegada al poder y la insistencia del principal partido de la oposición la Alianza Democrática AD, los que permitieron reabrir este caso archivado en 2009.

Consultados por AFP, el grupo francés Thales no quiso hacer comentarios al respecto por ser “un caso en curso”. Aseguran que continuarán cooperando con las autoridades sudafricanas.

Con AFP y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.