Régimen sirio reanuda bombardeos en último bastión de Guta Oriental

Anuncios

Beirut (AFP)

El régimen sirio reanudó el viernes los bombardeos contra el último bastión rebelde en Guta oriental, en las puertas de Damasco, tras una interrupción de diez días y el fracaso de las negociaciones para evacuar a las milicias aún presentes.

Las divisiones internas de la milicia Jaish al Islam, cuya ala dura rechaza dejar la ciudad de Duma, impidieron concluir el jueves un acuerdo para evacuar la región.

Los bombardeos mataron al menos a 32 civiles, entre ellos 7 niños, y 50 resultaron heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Los muertos llegan al hospital en pedazos, ni siquiera podemos identificarlos. Hay más de 20 heridos, de los cuales varios están en estado crítico", contó un médico en un hospital local.

Según la agencia oficial Sana, la aviación siria llevó a cabo bombardeos en represalia a "disparos de cohetes" de rebeldes contra "varios barrios residenciales en las inmediaciones de Damasco, que mataron a una persona e hirieron a 15".

La víspera, unos 20 autobuses enviados por el régimen ingresaron en la zona de Duma, pero dieron luego media vuelta. Este era el cuarto convoy luego de tres días de evacuaciones que permitieron a 3.000 combatientes y civiles ser transferidos hacia el norte de Siria.

El grupo islamista Jaish al Islam, que controla Duma, nunca confirmó haber concluido un acuerdo de evacuación.

Según el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, "de los 10.000 combatientes de Jaish al Islam, más de 4.000 rechazan partir".

- ¿Operación terrestre? -

El régimen había pactado evacuaciones con dos grupos rebeldes de Guta oriental, Ahrar al Sham y Faylaq al Rahman, luego de cinco semanas de bombardeos en los que murieron unos 1.600 civiles, según el OSDH.

Ante la reticencia de Jaish al Islam, Damasco envió refuerzos alrededor de Duma y no excluyó reanudar la ofensiva para hacer plegar a los rebeldes.

"Estos bombardeos allanan el camino para una operación terrestre. Las negociaciones fracasaron y el régimen quiere imponer sus condiciones. Esos bombardeos son una avanzadilla de lo que podría pasar si no se aceptan las condiciones del régimen", explicó Nawar Oliver, especialista de Siria en el centro de reflexión Omran, con sede en Turquía.

"Pero existe la posibilidad de que Jaish al Islam acepte a último minuto y evite la operación militar", agregó.

El grupo islamista buscaría un acuerdo de reconciliación que le permitiría quedarse en Duma como fuerza de policía.

Los habitantes, de los cuales 22.000 ya huyeron de la ciudad, esperan.

"Hay mucha confusión. No sabemos adónde vamos", confió Mohamad, de 20 años, a la AFP unas horas antes del inicio de los bombardeos.

Más de 46.000 combatientes y civiles fueron evacuados del enclave rebelde de Guta.