El futuro de Lula

Lula da Silva aseguró que cumplirá con el mandato de prisión

Expresidente Lula atiende a una misa por el aniversario del fallecimiento de su esposa, frente al sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, Brasil, el 7 de abril de 2018.
Expresidente Lula atiende a una misa por el aniversario del fallecimiento de su esposa, frente al sindicato metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, Brasil, el 7 de abril de 2018. Leonardo Benassatto / Reuters

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que atenderá el mandato de prisión del juez Sergio Moro, pero no aclaró cuándo. También aseguró que está indignado y, ante miles de simpatizantes, reivindicó su inocencia.

Anuncios

Hay expectativa en Brasil sobre el destino del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien dijo que no está “por encima de la justicia”. No obstante, esta semana permaneció dos días atrincherado en la sede del sindicato metalúrgico de Sao Bernado do Campo, en el estado de Sao Paulo, y así desobedeció la orden del juez Sergio Moro, que le había dado hasta el 6 de abril para entregarse a la justicia y hacer efectivo su arresto.

En la mañana del 7 de abril, el líder asistió frente al sindicato a una misa por el aniversario del fallecimiento de su esposa Marisa Letícia Lula da Silva. En el evento en el que participaron miles de sus seguidores, el dirigente ofreció un discurso sobre el cerco judicial que cada vez se cierra más en su contra.

Lula da Silva defendió de nuevo su inocencia. Expresó que cree “en una Justicia justa, con un proceso basado en pruebas concretas", lo que según él, no existe en este caso.

"Soy un ciudadano indignado", afirmó, y repitió que según él, fue condenado sin pruebas y con falsas acusaciones, porque no posee el apartamento en la playa que, como indicó la Fiscalía, habría obtenido a cambio de favorecer a una constructora con licitaciones públicas.

"Soy el único ser humano procesado por un apartamento que no es mío", agregó.

Lula dijo que va a “atender el mandato” de la justicia, que ordenó su encarcelamiento, pero no explicó cuándo ni cómo cumplirá esa disposición, lo que si hizo fue asegurar una vez más que es víctima de una persecución judicial para truncar su carrera política y evitar que llegue de nuevo al poder, tras dos períodos de gobierno consecutivos (2003-2010).

El 4 de abril, el Tribunal Supremo de Justicia negó el pedido de habeas corpus con el que el fundador del Partido de los Trabajadores esperaba evitar ir a la cárcel, mientras apelaba por la condena en segunda instancia a 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero en el marco de la trama de corrupción Lava Jato, que se investiga desde hace cuatro años, en relación con contratos irregulares en la petrolera estatal Petrobras.

El exmandatario tiene pendientes seis investigaciones más por corrupción y como está el panorama no podría presentar su candidatura en octubre para los comicios presidenciales.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24