Saltar al contenido principal

Puigdemont pide a España una “nueva estrategia” para resolver el conflicto

El exlíder de Cataluña, Carles Puigdemont, posa junto a diputados catalanes después de una conferencia de prensa en Berlín, Alemania, el 7 de abril de 2018.
El exlíder de Cataluña, Carles Puigdemont, posa junto a diputados catalanes después de una conferencia de prensa en Berlín, Alemania, el 7 de abril de 2018. Hannibal Hanschke / Reuters

El expresidente Carles Puigdemont instó al Gobierno español permitir la investidura del número dos de su partido como inicio de una etapa de diálogo. En la primera rueda de prensa tras salir de prisión, también pidió “mediación internacional”.

Anuncios

El expresidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, puso otra vez las cartas sobre la mesa en lo que respecta al conflicto con España. Esta vez, desde Alemania, pidió al Gobierno español una “nueva estrategia” para resolver la situación de la región, sin presidente desde diciembre pasado.

Por ello instó al gobierno estatal que permita la investidura del número dos de su partido, Jordi Sànchez, como prueba de diálogo. Este fue uno de sus reclamos en la primera rueda de prensa que ofreció en Berlín, 24 horas después de quedar en libertad, debido a la euroorden de extradición que lo llevó a la cárcel de Neumünster tras ser detenido el 25 de marzo y ser liberado gracias al pago de una fianza el 6 de abril.

“Les invito a cambiar de estrategia y a dar el primer paso para que este conflicto que es político pueda tener una resolución política”, dijo Puigdemont dirigiéndose al Gobierno español.

Además de eso, aclaró que no renunciará a su escaño de diputado en el Parlamento de Cataluña porque tiene sus “derechos intactos” y planteó una “mediación internacional” con ayuda “de otro país o de una organización internacional, diferente a España”.

La multitudinaria rueda de prensa tuvo lugar en un centro autogestionado del multicultural barrio de Kreuzberg, y tuvo un tono de negociación. La carta independentista es su “propuesta”, pero quiso mostrarse abierto a escuchar las del Estado español: “¿España tiene un proyecto para Cataluña? Nos gustaría verlo y discutirlo, estamos dispuestos a escuchar".

Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat

Puigdemont no fue el único en reafirmar la propuesta de Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat. El mismo presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, solicitó por segunda vez su investidura a propuesta de los partidos soberanistas que tienen mayoría en la cámara.

El problema es que Sánchez lleva encarcelado en Madrid desde octubre, y la justicia española se niega a poner en libertad al exlíder de la Asamblea Nacional Catalana para acudir al pleno.

Por el momento, Carles Puigdemont fijará su residencia en Berlín hasta que la audiencia regional de Schleswig-Holstein resuelva si lo extradita, ya no por delito de rebelión, sino por malversación de fondos públicos cuando declaró unilateralmente la independencia de Cataluña.

La misma ministra de Justicia de Alemania, Katarina Barley, dio el visto bueno a su liberación y advirtió a España de que “no será fácil” justificar la acusación contra el expresidente.

Tras la conferencia, que concluyó con gritos de “Visca Catalunya” (“Viva Cataluña”), Puigdemont se reunió en un parque junto a diputados de Juntos Por Cataluña y Esquerra Republicana llegados a Alemania desde Barcelona.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.