Un casco azul muere en el norte de Malí tras un ataque

Anuncios

Bamako (AFP)

Un casco azul falleció el viernes tras un ataque en Gao, la principal ciudad del norte de Malí, anunció la Minusma -misión de la ONU en el país africano- en un comunicado.

"Hoy a las 19H00 (locales y GMT), dos hombres armados no identificados abrieron fuego contra un vehículo de la Minusma en la ciudad de Gao. Un casco azul que ocupaba el vehículo murió tras ser trasladado al hospital a causa de las heridas", según el texto.

El jefe de la Minusma, Mahamat Saleh Annadif, citado en el comunicado, se declaró "indignado" ante este nuevo ataque contra "soldados de la paz", recordando los disparos de la víspera contra su campamento de Aguelhok (noroeste), que le costó la vida a dos cascos azules de Chad e hirió a varios otros.

"Este último ataque lleva a 102 el número de cascos azules víctimas de actos hostiles desde su despliegue en Malí, en julio de 2013", según el comunicado.

Por otro lado, en una declaración adoptada en Nueva York, los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU "condenaron firmemente el ataque" del viernes.

En su comunicado, el Consejo de Seguridad insta "al gobierno de Malí a investigar rápidamente el ataque que costó la vida a un militar de Níger y a llevar a sus autores ante la justicia".

El miércoles, se celebrará una reunión del Consejo de Seguridad en la que se tratará la situación en Malí y se evocará la posibilidad de adoptar eventuales sanciones.

La Minsuma, que cuenta con unos 12.500 militares y policías, es la misión de mantenimiento de la paz de ONU que más vidas humanas ha costado. Más de 160 cascos azules han muerto, 102 de los cuales en actos hostiles, esto es, más de la mitad de los soldados de la ONU que perdieron la vida en todo el mundo en el mismo periodo.

El norte de Malí cayó entre marzo y abril de 2012 bajo control de grupos yihadistas relacionados con Al Qaida. Tras la intervención internacional lanzada en enero de 2013, y capitaneada por Francia, buena parte del territorio fue reconquistado, pero subsisten zonas sin control gubernamental, escenario de ataques y atentados yihadistas.