Los migrantes de la caravana "Viacrucis" repudian a Trump en México

Anuncios

México (AFP)

Con pancartas de rechazo al presidente estadounidense Donald Trump un centenar de migrantes centroamericanos de la caravana "Viacrucis" se congregaron este sábado en el centro de Ciudad de México, desde donde algunos partirán a la frontera con Estados Unidos.

"Si nos echan nos regresamos. No a Trump", decía una de las pancartas que los migrantes colocaron en las escalinatas del emblemático monumento Ángel de la Independencia, en el centro de la capital mexicana.

Entre los migrantes se encuentra Yanci Flores, una salvadoreña de 22 años que viaja con su hijo de dos años, cuyo padre fue "asesinado por los mareros" (pandilleros, integrantes de las maras).

Mientras su hijo juega con una pistola negra de plástico, Flores dice que su plan "es ir hasta Estados Unidos para poder trabajar, para poder dejar bien atrás toda la violencia de mi país; si regreso nos matan".

Más tarde los migrantes se apostaron frente a la embajada de Estados Unidos, ubicada a unos pasos del Ángel de la Independencia, con carteles en los que se leía "Alto a las deportaciones" y "¡Fuera Trump!".

La caravana "Viacrucis", que se realiza cada año desde 2010, arrancó el 25 de marzo en Tapachula, en la frontera con Guatemala, llegó al sureño estado de Oaxaca el fin de semana pasado y permaneció en el municipio de Matías Romero más de cuatro días.

La iniciativa provocó la furia de Trump, quien volvió a amenazar con abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte -al que considera "la gallina de los huevos de oro" para México- si el gobierno de Enrique Peña Nieto no dispersaba la caravana, en tanto anunció el envío de la Guardia Nacional a la frontera de más de 3.000 km con México para evitar el ingreso de migrantes.

Los estados de Texas y Arizona anunciaron el viernes el envío de tropas de la Guardia Nacional a la frontera con México: Texas dijo que enviará 250 efectivos en las próximas 72 horas mientras que el gobernador de Arizona informó que mandará 150 uniformados la semana próxima.

Ese despliegue, criticado por varios gobernadores de Estados Unidos, es innecesario para Irineo Mujica, de la asociación Pueblo Sin Fronteras, organizadora de la caravana.

"No representan una amenaza para las tropas (estadounidenses) porque muchos de ellos (los migrantes) van a pedir asilo (...) es puro show" de Trump, comentó Mujica a la AFP.

La Conferencia del Episcopado Mexicano rechazó también el despliegue de la Guardia Nacional e hizo un llamado para que ambos gobiernos consuman sus "energías en la creación de otro tipo de soluciones".