México Estados Unidos

Líderes mexicanos rechazan militarización en la frontera estadounidense

Los agentes de la patrulla fronteriza incautan marihuana en la frontera en el sector del Valle del Río Grande, Texas, EE. UU., el 5 de abril de 2018.
Los agentes de la patrulla fronteriza incautan marihuana en la frontera en el sector del Valle del Río Grande, Texas, EE. UU., el 5 de abril de 2018. Loren Elliott / Reuters

Enrique Peña Nieto pide a Donald Trump no dirigir sus frustraciones a México; Vicente Fox, el expresidente mexicano también arremetió contra el mandatario estadounidense y los líderes religiosos del país latinoamericano piden cooperación.

Anuncios

Esta semana, la firma del presidente estadounidense Donald Trump de una orden para el despliegue de elementos de la Guardia Nacional tensó la relación entre Estados Unidos y México.

Como respuesta, el presidente de México Enrique Peña Nieto publicó un mensaje en redes sociales en el que pidió al presidente estadounidense que no vuelque hacia México su "frustración por asuntos de política interna", y le instó a trabajar la relación bilateral mediante el respeto mutuo.

Los cuatro candidatos presidenciales de México, partidos políticos, líderes religiosos y empresarios han externado su apoyo al mandatario en su postura de instar al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, a resolver los retos de la relación bilateral con base en el respeto mutuo.

El expresidente Vicente Fox cuestionó nuevamente la política del mandatario  estadounidense y a través de su cuenta de Twitter compartió un mensaje en el que critica la personalidad de Trump.

La Conferencia del Episcopado Mexicano rechazó el despliegue de la Guardia Nacional de Estados Unidos en la frontera común y se dirigió por primera vez en la historia de la Iglesia católica en México, a los mandatarios de ambos países, con motivo del despliegue de tropas de la Guardia Nacional estadounidense en la frontera que delimita los territorios.

"El único futuro posible para nuestra región es el futuro edificado con puentes de confianza y desarrollo compartido, no con muros de indignidad y de violencia", aseguró el organismo.

En una carta titulada "Por la dignidad de los migrantes" y firmada por los obispos de la frontera norte de México y el consejo de presidencia de esta agrupación religiosa, señalaron que la frontera "no es una zona de guerra", haciendo referencia a lo ya defendido por los obispos estadounidenses.

"Los migrantes no son criminales, sino seres humanos vulnerables que tienen auténtico derecho al desarrollo personal y comunitario", aseveraron.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24