Saltar al contenido principal

Paramilitares destacan su compromiso con el proceso de paz en Irlanda del Norte

El exprimer ministro irlandés, Bertie Ahern (izquierda), el senador estadounidense, George Mitchell (centro) y el primer ministro Tony Blair (derecha) previo a la firma del acuerdo de paz en 1998 (Imagen de archivo - 10 de abril de 1998).
El exprimer ministro irlandés, Bertie Ahern (izquierda), el senador estadounidense, George Mitchell (centro) y el primer ministro Tony Blair (derecha) previo a la firma del acuerdo de paz en 1998 (Imagen de archivo - 10 de abril de 1998). Dan Chung / Reuters

Los tres principales grupos paramilitares en Irlanda del Norte, han ratificado su compromiso con mantener el acuerdo de paz que cumple 20 años. No obstante, dicho proceso se ve amenazado por la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Anuncios

Los principales líderes del Comando de la Mano Roja (RHC por sus siglas en inglés), la Asociación de Defensa del Ulster (UDA) y la Fuerza de Voluntarios del Ulster (UVF), sostuvieron un encuentro con los medios de comunicación en Belfast, capital de Irlanda del Norte, para ratificar su compromiso con la paz cuando se cumplen 20 años de la firma del llamado Acuerdo del Viernes Santo.

"Apoyamos totalmente el imperio de la ley en todas las áreas de la vida diaria y condenamos claramente cualquier forma de criminalidad. Los individuos que recurren a la delincuencia para sus propios intereses y a costa de las comunidades unionistas constituyen una afrenta a los principios del lealismo", refiere parte de la nota.

Los tres grupos, han declarado su disposición para construir una sociedad pacífica, estable y próspera dentro de Irlanda del Norte.

Durante la declaración, los principales líderes de los movimientos paramilitares irlandeses estuvieron acompañados por los religiosos Alan Harper, exprimado de la iglesia de Irlanda, Norman Hamilton, otrora moderador de la iglesia presbiteriana de Irlanda y el reverendo metodista Harold Good que participó de la entrega de armas por parte de la República Armada de Irlanda (IRA por sus siglas en inglés), uno de los principales grupos armados.

Tras el acuerdo firmado en 1998, muchos movimientos paramilitares de Irlanda del Norte pasaron a formar parte de la vida política, pero sin el éxito deseado lo cual ha generado mucha desilusión entre sus miembros.

Solo el partido Sinn Féin ha podido alcanzar grandes cosas desde la vida política.

Grupos lealistas implicados en actividades delictivas

Tras conocerse la noticia, el superintendente de la policía norirlandesa, George Hamilton expresó su satisfacción por las medidas adoptadas por los idealistas al tiempo que advirtió que muchos grupos paramilitares se encuentran implicados en actividades delictivas.

De acuerdo al vocero de la policía, los paramilitares continúan desarrollando actividades ilícitas como contrabando de tabaco, tráfico de drogas, prostitución y falsificaciones. “A través de una unidad especial, seguiremos luchando contra las actividades ilegales de los paramilitares”, advirtió Hamilton.

El Brexit: una severa amenaza para la paz en Irlanda del Norte

Uno de los mayores temores de los irlandeses no está en las actividades ilícitas de los grupos irregulares, sino en la posibilidad de que regrese una escalada de violencia a partir del retiro del Reino Unido de la Unión Europea.

Vale recordar que el tratado del 10 de abril de 1998 se logró en gran parte gracias a las fuerzas militares británicas, que lograron neutralizar la acción de los paramilitares, abriendo así la posibilidad para un cese al fuego en Irlanda.

El “Acuerdo del Viernes santo” como también se le conoció, puso fin a más de 30 años de conflicto armado en Irlanda del Norte el cual causó el fallecimiento de más de 3.500 personas. El mismo se logró gracias a las buenas relaciones entre los gobiernos de Reino Unido e Irlanda del Norte además de la Unión Europea y Estados Unidos.

Situaciones como la mostrada a raíz del Brexit, han obligado a muchos líderes políticos a plantear modificaciones al acuerdo de paz previo análisis de las situaciones actuales.

“El texto firmado no es definitivo, debe adaptarse regularmente a los acontecimientos y a los cambios de la sociedad", declara la escritora y política, Siobhán Fenton.

Por otro lado, los nacionalistas consideran que para disminuir la tensión por la frontera en Irlanda, se debe debe apelar al referendo sobre la unificación de la isla, una alternativa que no cuenta con la mayoría en estos momentos.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.