Saltar al contenido principal

Donald Trump y Kim Jong-un se reunirán “en mayo o junio”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró una reunión de su gabinete en la Casa Blanca, en la ciudad de Washington, EE. UU., el 9 de abril de 2018.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró una reunión de su gabinete en la Casa Blanca, en la ciudad de Washington, EE. UU., el 9 de abril de 2018. Kevin Lamarque / Reuters

Los mandatarios de EE. UU. y Corea del Norte prevén verse las caras el próximo mes de mayo o a principios de junio para discutir el fin del programa nuclear en la península coreana. Queda por concretar el lugar de la cita.

Anuncios

Los mandatarios de EE. UU., Donald Trump, y de Corea del Norte, Kim Jong-un, es posible que se vean las caras “en mayo o comienzos de junio”, según afirmó este 9 de abril el mismo Donald Trump. Sobre la mesa de este histórico encuentro entre Trump y el líder norcoreano está concluir el programa de armas nucleares en la península coreana.

“Nos estaremos viendo con ellos en algún momento en mayo o comienzos de junio, y creo que habrá gran respeto por ambas partes. Con suerte habrá un acuerdo de desnuclearización (de la península coreana)”, afirmó Trump, durante una reunión con los miembros de su gabinete en la Casa Blanca.

Según el mandatario estadounidense, Kim Jong-un “ha dicho” que Corea del Norte está preparada para discutir, porque “la relación es muy diferente de lo que ha sido durante muchos, muchos años”. Un funcionario estadounidense confirmó a la agencia Reuters que funcionarios de ambos países han mantenido contactos secretos en los que se ve la disposición de celebrar esta cumbre.

Trump: “Será una reunión muy interesante para el mundo”

Con una fecha aproximada, la incógnita ahora es saber dónde tendrá lugar la cita de ambos líderes, que según los últimos comentarios podría darse en Ulán Bator, la capital de Mongolia. Pese a eso, Trump describió la cumbre como “una reunión muy interesante para el mundo”, ya que por primera vez ambas partes están abiertas a hablar sobre desnuclearización y a tener una relación “muy diferente”.

La carrera armamentística es el principal argumento que hasta ahora ha separado a Washington y Pyongyang, tras las pruebas de misiles balísticos de este último año, que incluso llevaron a Trump a tildar a Kim Jong-un de “pequeño hombre cohete”.

Los últimos movimientos de Corea del Norte señalan que Kim Jong-un busca allanar el terreno e iniciar relaciones diplomáticas con EE. UU. De ahí que recientemente se reuniera con el presidente de China, Xi Jinping, actor de relevancia en un posible proceso de negociación entre ambos países.

Sin embargo, la realidad es que estas dos potencias cuentan con un gran arsenal nuclear. Supuestamente, Corea del Norte es capaz de producir bombas termonucleares que alcanzarían territorio estadounidense, mientras que EE. UU. no descarta tampoco una “solución militar” a estas relaciones que sí podrían cambiar con un futuro tratado de paz.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.