Saltar al contenido principal

Argentina inicia un debate histórico sobre el aborto

Manifestantes proaborto participan en una protesta frente al Congreso Nacional, mientras se debate un proyecto de ley sobre el aborto en Buenos Aires, Argentina, el 10 de abril de 2018.
Manifestantes proaborto participan en una protesta frente al Congreso Nacional, mientras se debate un proyecto de ley sobre el aborto en Buenos Aires, Argentina, el 10 de abril de 2018. Agustin Marcarian / Reuters

Con el respaldo del presidente Macri, la Cámara de Diputados analizará hasta mayo un proyecto de “aborto legal, seguro y gratuito”, a partir de expertos y figuras de la cultura. Las conclusiones servirán para un debate posterior en el Congreso.

ANUNCIOS

Este martes 10 de abril, Argentina dio comienzo a un debate histórico para legalizar y despenalizar el aborto en el país. A partir de una serie de audiencias públicas en la Cámara de Diputados, abogados, médicos, constitucionalistas, religiosos, periodistas y otras figuras de la cultura podrán defender o rechazar hasta mayo qué hacer con este proyecto de “aborto legal, seguro y gratuito”.

Se trata de una iniciativa que el gobierno de Mauricio Macri respaldó el pasado febrero y que hoy se inició oficialmente con las voces de 32 oradores, 16 a favor y 16 en contra, sobre la interrupción voluntaria del embarazo durante las primeras 14 semanas.

Estas sesiones, que permitirán en junio un debate en el Congreso, tendrán lugar cada martes y jueves con una tanda distinta de ponentes que dispondrán de siete minutos de exposición. Aunque estas alocuciones no parten de la nada, sino que se enmarcan en un contexto de manifestaciones ciudadanas y disputas políticas de meses atrás.

De hecho, la clave del proyecto de ley es que se apoya en el trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, una plataforma que en los últimos siete años ha presentado reiteradamente este documento para que fuera incluido en la legislación.

71 legisladores de 257 ya dieron su beneplácito al texto de la Campaña, y entre ellos está incluso el mismo presidente de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, Daniel Lipovetzky, que coordinará estas jornadas de debate. No obstante, en las filas del Congreso hay muchos opositores al aborto, por lo que estas alocuciones se esperan con mucha expectativa.

Exponentes del ámbito científico hasta el religioso

La diversidad de los 700 exponentes, que van desde el ámbito científico hasta el religioso, se debe a que cada diputada y diputado pudo elegir a cuatro ponentes para representar un debate que les “debía la democracia”, afirmó Lipovetzky.

Las primeras en hablar a favor del aborto fueron las actrices argentinas Griselda Siciliani, Carla Peterson y Verónica Llinás, leyendo una carta firmada por 400 actrices más en la que solicitaban a los diputados que “hagan historia y salden su deuda con las mujeres” ante “un grave problema de salud pública”.

“Escucharemos un sinfín de argumentos y cada uno de ellos merece ser escuchado, pero ninguno de esos argumentos va a modificar un hecho incontrastable: el aborto existe y mantenerlo en la clandestinidad no es la solución”, sentenció Llinás.

En esta jornada del 10 de abril, también participaron el sacerdote Gustavo Carrara, la constitucionalista María Angélica Gelli y el pediatra Diego Montes de Oca, en este caso oponiéndose a la interrupción del embarazo.

"Qué solidez puede tener la defensa de una vida humana si una ley puede definir cuándo será eliminado y cuándo no. En qué se apoyaría la ley para decir que no es legítimo quitarle la vida a un ser humano cuando tiene tres meses, pero sí se lo puede matar si tiene unas horas menos", alegó en su turno el sacerdote Carrara.

En paralelo las calles también alzaron la voz. Este martes, los sectores a favor de la Campaña Nacional marcharon con pañuelos verdes, bajo la consigna “Ni una muerta ni una presa más por aborto clandestino”; mientras que los sectores en contra –como la organización Unidad ProVida que aglutina a cien grupos más– tuvieron un “banderazo” para manifestar “su rechazo al aborto y demandar políticas en favor de la mujer y del niño por nacer”.

El aborto es ilegal en Argentina

En Argentina, como en la mayoría de países latinoamericanos, el aborto es ilegal y está penado por ley desde 1886. Solo en supuestos casos de violación, problemas en el feto y situaciones que pongan en riesgo la vida o la salud mental de la madre, el aborto no es punible y no requiere autorización. Un camino que remonta a 2015, gracias al protocolo Interrupción Legal del Embarazo del Ministerio de Salud de la Nación.

Pero la realidad es que no abarca a todas las mujeres. Algunas, a veces, ignoran esta información; otras no cuentan con recursos económicos; y hay casos en que los médicos tampoco quieren practicar el aborto acogiéndose a su derecho de conciencia y bajo el miedo de ser responsables de un aborto, por ejemplo, de un caso falso de violación.

Ahí es cuando el aborto clandestino cobra fuerza y supone un riesgo para la mujer. Solo en 2016 murieron 86 mujeres en Argentina por abortos mal realizados, y cada año se registran aproximadamente 60.000 internaciones médicas derivadas a complicaciones.

“En Argentina la realidad es que el aborto es legal en silencio, algo como ocurría en España. Ahora es posible gracias a causales como la violación o riesgos en el feto, mediante a medicamentos o recetas. La realidad es que quienes tengan esta información pueden acceder a esta práctica, la diferencia con esta despenalización sería democratizar esta información”, dijo a France24 la periodista y activista Luciana Peker.

Para Peker los últimos reclamos en las calles y peticiones, sobre todo de las jóvenes, podrían incidir en las “altas esferas” y podrían provocar que se apruebe esta despenalización del aborto. Sin embargo, en el otro lado de la balanza, organizaciones como Unidad ProVida o Marcha por la vida defienden la integridad del neonato y rechazan cualquier intervención que frene un embarazo.  

El presidente Mauricio Macri afirmó en febrero que no pondrá obstáculos y dará “libertad de conciencia” a los legisladores de su partido Cambiemos para que voten según sus convicciones.

Todas estas sesiones se regirán bajo cuatro comisiones (Legislación General, Salud, Familia y Legislación Penal) y según los previsto el proyecto será votado durante el mes de junio. Por ahora el resultado permanece incierto. ¿Será Argentina el quinto país de América Latina, junto a Uruguay, Cuba, Guyana y Guyana Francesa en el que se pueda abortar legalmente en todos los casos?

Con EFE y medios nacionales

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.