Blair recuerda difíciles negociaciones de paz del Úlster en 20º aniversario

Anuncios

Londres (AFP)

Veinte años después del acuerdo de paz de Irlanda del Norte, el primer ministro británico de la época, Tony Blair, recordó lo cerca que estuvieron de fracasar las negociaciones y advirtió de la amenaza del Brexit.

"No sabía si íbamos a llegar a un acuerdo hasta, literalmente, minutos antes de que sucediera", dijo Blair, antes de una visita el martes a Belfast para conmemorar el aniversario del Acuerdo de Paz de Viernes Santo, firmado el 10 de abril de 1998.

El entonces emisario estadounidense en las negociaciones, George Mitchell, era absolutamente pesimista y le dijo "no, esto no va a funcionar", cuando entraron en la ronda final de conversaciones en las que participaron los gobiernos británico e irlandés y los principales partidos de la provincia británica.

La intensidad de los últimos tres días, en los que "las posibilidades de un fracaso aumentaban hora a hora", y el "liderazgo valiente" de los involucrados sacaron adelante el acuerdo, dijo Blair.

Sin embargo, advirtió que la decisión británica de abandonar la Unión Europea amenaza al acuerdo, en particular por el riesgo de reintroducir los controles fronterizos entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Gran Bretaña e Irlanda se unieron al bloque europeo en 1973 y actualmente son miembros del mercado único y de la unión aduanera, lo que significa que no hay necesidad de controles a los viajeros o las mercancías.

El Brexit "cambia lo que antes era simetría de las relaciones entre Irlanda, el Reino Unido y Europa, que ahora se rompe", dijo Blair a la prensa en Londres.

Blair no fue tan lejos como para augurar un regreso de la violencia, pero advirtió que "la paz tiene que trabajarse continuamente, por lo que nunca se debe dar por hecho", y citó a Colombia y los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC.

"Colombia, va a llevar un largo tiempo, una o dos generaciones. Pero es mejor que lo que tenías. Al final, eso es lo que tienes que recordar y juzgar".

Firmado el 10 de abril de 1998, el acuerdo terminó en gran medida con 30 años de disturbios que dejaron más de 3.500 muertos en Irlanda del Norte.

Blair conmemorará el aniversario en Belfast junto a los protagonistas de las negociaciones, incluidos Mitchell, el expresidente estadounidense Bill Clinton y a antiguos líderes irlandeses y norirlandeses.