Caso Skripal

Caso Skripal: la hija del exespía doble salió del hospital

El hospital de Salisbury en donde fueron atendidos los Skripal luego de ser envenenados.
El hospital de Salisbury en donde fueron atendidos los Skripal luego de ser envenenados. Adrian Dennis / AFP

Yulia Skripal, hija del exespía ruso Serguéi Skripal, fue dada de alta del hospital donde fue tratado por envenenamiento. Padre e hija fueron envenados en Salisbury en marzo con un agente nervioso.

Anuncios

La noticia la dio a conocer la directora médica del hospital Salisbury District en la mañana del 10 de abril. Christine Blanchard dijo que Yulia Skripal fue dada de alta sin precisar fecha ni dar cuenta de su paradero. Según la BBC, la joven de 33 años fue llevada ayer a un lugar seguro.

Sin embargo, Yulia Skripal dará una rueda de prensa para anunciar oficialmente que pedirá asilo político, según lo anunció su prima Victoria, citada por medios rusos. Se desconoce por ahora a qué país irá dirigida la petición. No obstante, algunos medios como The Sunday Times indican que lo más probable es que su destino sea Estados Unidos, en donde podrá estar a salvo y tener una nueva identidad junto a su padre. Incluso dicen que esto ya está siendo negociado entre la CIA y el MI6.

De esta manera queda descartada la posibilidad de que regrese a Rusia, como lo aseguró la prima de Yulia recientemente.

La salud del exagente doble continúa mejorando

Entre tanto, Serguéi Skripal sigue hospitalizado pero su estado de salud va mejorando. Se espera que salga de la unidad médica " a su debido tiempo", indicó la directora de la institución.

El antiguo agente ruso y su hija fueron envenenados a comienzos del mes de marzo. Ambos fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury, una pequeña ciudad en el sudoeste de Inglaterra, tras ser intoxicados con un químico del tipo Novichok de fabricación militar. Este químico impide que las enzimas acetilcolinesterasas en los tejidos nerviosos y que mantienen el corazón activo, funcionen. Las autoridades británicas acusaron rápidamente a Rusia de estar detrás de este ataque, luego de identificar la sustancia utilizada.

Este caso desencadenó un embrollo diplomático internacional. La primera ministra británica decidió expulsar a 23 diplomáticos rusos. La respuesta de Moscú fue similar.

Luego, Gran Bretaña recibió el apoyo de catorce países de la Unión Europea más el de Canadá, Ucrania y Estados Unidos que a su vez expulsaron diplomáticos rusos.

Sin embargo, Rusia ha negado rotundamente su implicación en este ataque y acusa a Londres de una provocación.

"Los medios informan que Yulia ha salido del hospital "a un lugar seguro", lo cual causa preocupación porque significa que las autoridades británicas continúan su política de aislarla del público, ocultar evidencia importante y bloquear una investigación imparcial e independiente", dijo en un comunicado la embajada de Rusia en el Reino Unido.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24