México evalúa cooperación con EEUU debido a "notorias" diferencias

Anuncios

México (AFP)

México está evaluando su cooperación con Estados Unidos debido a "notorias" diferencias bilaterales, dijo el canciller mexicano este lunes, en medio de una nueva escalada de tensiones sobre temas migratorios.

"Conscientes del momento que estamos viviendo y de las diferencias muy públicas y notorias que tenemos hoy con el gobierno de Estados Unidos, el presidente Enrique Peña Nieto tomará decisiones" sobre dichos mecanismos, dijo el canciller Luis Videgaray a Radio Fórmula.

El presidente mexicano ordenó que todas las dependencias del gobierno evalúen junto con la cancillería los mecanismos de cooperación con Estados Unidos, según un comunicado divulgado este lunes.

El anuncio tiene lugar después de que el presidente estadounidense Donald Trump lanzara, desde el 1 de abril, enfurecidos mensajes acusando a México de no actuar para detener el flujo de migrantes ilegales hacia la frontera común y ordenara la movilización de miles de militares para reforzar dicha zona, en respuesta a la marcha de una caravana de centroamericanos.

El estado estadounidense de Arizona desplegó este lunes los primeros 225 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con México, sumándose a Texas, que el viernes anunció que en 72 horas enviaría 250 efectivos.

El Pentágono ha autorizado un despliegue de hasta 4.000 efectivos.

"En este momento no se ha tomado ninguna decisión de suspender, posponer o reducir ningún mecanismo de coordinación. Entramos en una etapa de evaluación", dijo Videgaray.

"La relación entre México y Estados Unidos está pasando por un momento inédito", subrayó el canciller.

Tras los dichos de Trump, Peña Nieto expresó su rechazo a las "actitudes amenazantes" y "faltas de respeto" del mandatario estadounidense en un video.

"La retórica del presidente Trump, el tono al que se refiere a los mexicanos... sí hacen una diferencia, sí marcan la relación y no podemos ser indefinidamente inmóviles frente a ello", afirmó Videgaray.

Los temas a ser reevaluados incluyen la seguridad y el comercio, destacó.

- Llamado a embajadora -

El funcionario informó también que este martes se espera que la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, acuda a una invitación de la cancillería para aclarar dichos de Trump en los que insinúa que mujeres de una caravana de migrantes centroamericanos habían sido violadas en su paso por territorio mexicano.

La relación bilateral se ha agriado desde que Trump alcanzó la presidencia, impulsado por una campaña con fuerte retórica antimexicana y duras críticas contra el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), que está en medio de un agotadora renegociación.

A pesar de las tensiones, Trump dijo este lunes que un acuerdo sobre el TLCAN se podría alcanzar próximamente. El ministro de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, dijo por su parte que existe una "altísima probabilidad" de que México, Estados Unidos y Canadá alcancen un acuerdo preparatorio en la primera semana de mayo.

Con sus pocas ropas al hombro en bolsas de plástico, unos 600 migrantes de la caravana "Viacrucis" que provocó la ira de Trump llegaron este lunes a un refugio de Ciudad de México, 16 días después de iniciar su marcha desde Tapachula, frontera con Guatemala.

Al inicio de la movilización sumaban unos 1.600 migrantes, pero después de que obtuvieron visas humanitarias para transitar por México durante al menos 20 días, unos tomaron camino por su cuenta para pedir refugio en este país y otros emprendieron su viaje a Estados Unidos, según la organización Pueblo sin Fronteras.

Veinte autobuses llegaron uno tras otro a la Casa del Peregrino en la capital mexicana, destinada normalmente para feligreses que acuden a la Basílica de Guadalupe, construida en honor a la virgen más venerada de México.

Los extranjeros permanecerán en Ciudad de México hasta el miércoles. Tienen una apretada agenda: este lunes visitaron a la virgen de Guadalupe para rezar de rodillas, algunos entre llantos. Planean también ir a las oficinas de la ONU y la OEA, así como al Senado mexicano.

- Trump "es una basura" -

Con apenas 16 años y una hija de un año, Henry José Juárez, dice tener algo muy claro.

"Trump, en pocas palabras, es una basura porque está deportando a varias personas trabajadoras, él les llama pandilleros, pero es mentira (?) sí yo vengo huyendo a de las maras. Yo voy con la fe en Dios y que Trump ponga todas las tropas que él quiera", dice tajante este joven salvadoreño.

Ignacio Viatorio, de 41 años, viaja con sus cuatro hijos, uno de los cuales todavía no camina, y su esposa. Con la voz muy pausada, y los ojos rojos por el cansancio, ironiza sobre las medidas de Trump.

"Él dice así, que va a mandar tropas (a la frontera), pero los niños no traen armas, nadie trae armas, solo juguetes".