Moscú pide "garantías sólidas" para Pyongyang a cambio de su desnuclearización

Anuncios

Moscú (AFP)

Rusia instó el martes a la comunidad internacional a que otorgue "garantías sólidas" a Pyongyang a cambio de la desnuclearización, durante una inhabitual visita del ministro de Relaciones Exteriores norcoreano a Moscú, en un momento de distensión en la península coreana.

La visita de Ri Yong Ho a uno de los principales aliados de su país se produce en medio de un espectacular acercamiento intercoreano desde los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, seguido de un movimiento diplomático todavía inimaginable hace unos meses, cuando Kim Jong Un y Donald Trump se lanzaban insultos y amenazas.

Ri Yong Ho no habló públicamente tras ser recibido por su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

Solo frente a la prensa, este último se felicitó del "nivel bastante bueno" de cooperación entre Moscú y Pyongyang y saludó "la normalización progresiva de la situación, el fin de amenazas mutuas y la voluntad de contacto entre las dos Coreas y entre Corea del Norte y Estados Unidos".

Para el ministro ruso, este proceso debe desembocar en un "acuerdo multilateral" sobre la seguridad en Asia oriental, "incluida la desnuclearización de la península coreana" y que prevea "garantías muy serias" para la seguridad de Corea del Norte.

"Deben ser garantías de cemento armado", insistió.

Lavrov dijo haber aceptado una invitación de su homólogo a Pyongyang. Por otro lado, según él, no se abordó la cuestión de una eventual reunión entre Kim Jong Un y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Como China, Rusia aboga por un diálogo con Corea del Norte sobre la base de una hoja de ruta definida por las dos potencias.

Varios altos responsables o emisarios de Pyongyang han viajado a Rusia estos últimos años, pero nunca un ministro del rango de Ri Yong Ho.

La anterior visita de un funcionario norcoreano a Moscú se remonta a septiembre, cuando un alto responsable del ministerio de Asuntos Exteriores fue recibido en la sede de la diplomacia rusa por "consultas" en medio de la crisis nuclear entre Pyongyang y Washington.