Ataque en Duma

Rusia vetó en la ONU la propuesta de EE. UU. para investigar en Siria

El embajador de Rusia en las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, dirigiéndose a la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Siria, en la sede de la ONU en Nueva York, EE. UU., el 9 de abril de 2018.
El embajador de Rusia en las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, dirigiéndose a la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Siria, en la sede de la ONU en Nueva York, EE. UU., el 9 de abril de 2018. Brendan McDermid / Reuters

En la segunda reunión de Naciones Unidas sobre el presunto ataque químico en Duma, Rusia usó su derecho como miembro permanente para impedir el proyecto de resolución de EE. UU.

Anuncios

Rusia dijo este martes ‘no’ al proyecto de resolución de EE. UU., que buscaba investigar el presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma.

La resolución estadounidense, que proponía un nuevo mecanismo de investigación y buscaba atribuir responsabilidades, recibió el respaldo de doce países, la abstención de China y el voto en contra de Bolivia.

Sin embargo, el voto negativo de Rusia tuvo más poder, ya que cuenta con derecho de veto al ser uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Por lo que, pese a los nueve votos a favor que suponen mayoría, el veto terminó bloqueando por completo la aprobación de la resolución.

Las resoluciones rusas también fueron bloqueadas

Por su cuenta, el embajador ruso propuso dos resoluciones, una para crear un mecanismo de investigación diferente al de EE. UU. y otra para respaldar que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) analicen lo sucedido en Siria y tengan acceso a la zona.

Pero el primer texto de Moscú recibió únicamente seis votos a favor, siete en contra y dos abstenciones; y el segundo, obtuvo cinco votos a favor, cuatro en contra y seis abstenciones. Por lo que ninguno pudo salir adelante, al no lograr la mayoría que de nueve apoyos que requiere el Consejo sobre los 15 países que participan.

La organización de la OPAQ puede seguir investigando el ataque, pero ante esta negativa no podrá determinar quién o quiénes fueron los responsables. La embajadora estadounidense Nikki Haley alegó que esta petición buscaba poner a las autoridades rusas y sirias al mando de la OPAQ.

EE. UU. ya había advertido este lunes de que, si Rusia bloqueaba cualquier investigación, actuaría por su cuenta y no descartaría una “acción militar” en Siria. Mientras que la respuesta de Rusia fue la de acusar al Gobierno norteamericano de no estar interesado en una investigación y de usar la resolución como “pretexto” para atacar al Gobierno de Bashar al Asad.

En France 24 hablamos sobre este tema con Emilio Viano, analista internacional y experto en los temas de medio oriente.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24