Occidente amenaza con bombardear a Siria

Francia estudia si interviene militarmente en Siria

El presidente francés Emmanuel Macron en conferencia de prensa con el principe heredero de Arabia Saudita en la que se refirió a un posible bombardeo de Francia en Siria
El presidente francés Emmanuel Macron en conferencia de prensa con el principe heredero de Arabia Saudita en la que se refirió a un posible bombardeo de Francia en Siria Yoan Valat / EFE

Emmanuel Macron dijo que en próximos días anunciará si, junto con sus aliados estadounidenses y británicos, llevará a cabo bombardeos en Siria. Así respondería la coalición ante un supuesto ataque químico del régimen sirio el fin de semana pasado.

Anuncios

Los países de la coalición internacional se muestran determinados a responder con firmeza ante lo que parece ser un nuevo ataque químico del régimen de Bashar al Assad el pasado 7 de abril sobre la población de Duma.

Francia, que forma parte de la coalición, dijo que está lista para actuar si "la línea roja" fue superada. La "línea roja" se refiere al uso de armas químicas, prohibido por la Convención Internacional sobre las Armas Químicas (CIAC) ratificada incluso por Siria y un límite que de ser violado daría pie a una represalia militar.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el posible traspaso de ese límite ha dado pie a amenazas de bombardeos occidentales. Ya en agosto de 2012, el entonces presidente Barack Obama había amenazado a Bashar al Assad de "enormes consecuencias” en caso de utilizar armas químicas. Incluso en 2013, Obama anunció bombardeos aéreos, antes de retroceder. François Hollande, por esa entonces presidente de Francia, estaba dispuesto a apoyar a su aliado estadounidense.

Los países de la coalición determinados a actuar en Siria

Sin embargo, el presunto ataque del 7 de abril sobre la población de Duma, que dejó un saldo de 48 personas muertas y 500 heridas, puede ser la gota que derrame el vaso. Durante la reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU del martes 10 de abril, los occidentales se mostraron firmes y determinados a actuar con firmeza ante Siria.

En dicha reunión, los Estados Unidos presentaron un proyecto de resolución que buscaba la creación de un mecanismo independiente para investigar el uso de armas químicas en Siria. Pero la resolución no obtuvo los votos necesarios y Rusia, como de costumbre por ser aliado de Damasco, la vetó.

La canciller alemana Angela Merkel, en declaraciones a los medios, lamentó el bloqueo ruso a la resolución pero no quiso pronunciarse acerca de si apoyará o no una eventual respuesta conjunta de Washington y París.

No obstante, el embajador de Francia ante la ONU dijo que su país "pondrá todo en obra para luchar contra la impunidad química." A esto se suma que Emmanuel Macron, Donald Trump y Theresa May están en constante comunicación y se han puesto de acuerdo en que el uso de armas químicas no puede continuar.

Varios indicios parecen confirmar la inminente respuesta militar. Por una parte, Donald Trump canceló su viaje a Colombia y a Perú en donde asistiría a la Cumbre las Américas. Por otra parte, la Agencia Europea para la Seguridad Aérea (EASA) emitió un mensaje advirtiendo de "posibles ataques aéreos en Siria (...) dentro de las próximas 72 horas."

¿Cuáles serían los blancos eventuales de la coalición en Siria?

Emmanuel Macron fue enfático en que la respuesta conjunta se traduciría por un bombardeo contra objetos de infraestructura militar del país árabe. Hace un año, en abril de 2017, los Estados Unidos bombardearon una base militar siria luego de un posible ataque con gas sarín por parte del régimen y que mató a 80 civiles en Khan Sheikhoun, noroeste del país.

Ahora, se trataría de bombardeos significativos tanto "de bases como de centros de comando pero evitando la presencia rusa para minimizar el riesgo de un enfrentamiento con Moscú", explicó Bruno Tertrais de la Fundación para la Investigación Estratégica (FRS) a la AFP.

Para llevar a cabo estos bombardeos Francia tiene la posibilidad de hacerlo desde el aire o desde el mar. Gracias a los aviones Rafale, que pueden disparar misiles con un alcance de 250 km, no habría necesidad de sobrevolar el cielo sirio que además está protegido por la defensa anti-aérea rusa. Estos aparatos pueden despegar desde las bases francesas situadas en Jordania o en los Emiratos Árabes Unidos.

En caso de privilegiar un ataque desde el mar, Francia cuenta con una fragata en el Mediterráneo, equipada de misiles de crucero con un alcance de varios cientos de kilómetros. Estos permiten apuntar a objetivos estratégicos pero permaneciendo en aguas internacionales.

En espera de la respuesta de occidente, la portavoz de la diplomacia rusa aseguró que los misiles americanos que Trump anunció en Twitter, llegarán a Siria, "deben tener por blanco a los terroristas, no a un gobierno legítimo" (el de al Assad). Además, advirtió que toda acción en ese país podría "desestabilizar aún más la situación de por sí frágil en la región."

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24