Saltar al contenido principal

Ilham Aliyev se erige como presidente de Azerbaiyán por cuarta vez

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, emite su voto durante las elecciones presidenciales en Bakú, Azerbaiyán, el 11 de abril de 2018.
El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, emite su voto durante las elecciones presidenciales en Bakú, Azerbaiyán, el 11 de abril de 2018. AZERTAC / Vugar Amrullayev / Reuters

Según la Comisión Electoral del país, el actual mandatario azerbaiyano ganó las elecciones con el 86,09% de los votos. Los comicios estaban previstos para octubre, pero un decreto presidencial las adelantó, con el rechazo de la oposición.

Anuncios

El ya presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ganó este miércoles las elecciones presidenciales con el 86,09% de los votos, en base a un 65% de papeletas contabilizadas. Aliyev se convierte así en mandatario de la República de Azerbaiyán, en la región del Cáucaso, por cuarta vez consecutiva y por un periodo de siete años.

“Ilham Aliyev es líder. Recibió el 86,09% de los votos”, comunicó el presidente de la Comisión Electoral Central (CEC), Mazahir Panahov, en rueda de prensa.

Ante el resultado, Aliyev dijo estar “agradecido con mi gente por votar nuestros logros y éxitos” y añadió que “la gente votó por la estabilidad, la seguridad y el desarrollo”.

Ilham Aliyev, de 56 años y originario de Bakú, lleva en el cargo de presidente desde octubre de 2003, tras suceder en el poder a su padre Heydar Aliyev. Con el Partido Nuevo Azerbaiyán, el mismo que el de su progenitor, el jefe del Estado ha ganado las tres últimas elecciones presidenciales de 2003, 2008 (entonces con el 88% de votos) y 2013 (84,6%).

"El pueblo azerbaiyano ha tomado la decisión correcta. Ha reelegido a Aliyev. Ésta será una nueva etapa de desarrollo en la que habrá nuevos programas estatales y se reforzarán las posiciones de nuestro país en el mundo", declaró el vicepresidente del partido oficialista, Alí Ajmédov.

Elecciones con el rechazo de la oposición política azerí

Estas presidenciales estaban previstas para el próximo 17 de octubre, como dicta el artículo 178 de la ley electoral, que establece el tercer miércoles de octubre como fecha de los comicios. Sin embargo, un decreto presidencial del pasado 5 de febrero las adelantó de forma inesperada, con el rechazo de los partidos de oposición, que acusaron al gobierno de reprimir la disidencia política.

Aliyev tenía en realidad siete contrincantes electorales, pero muchos decidieron boicotear las elecciones y no participar, y otros directamente no pudieron hacerlo por estar en la cárcel, como el líder de Alternativa Republicana, Ilgar Mamédov, en prisión desde 2013.

Entre los críticos también está el candidato del Frente Popular Unido de Azerbaiyán, Gudrat Gasangulíev, que quedó en segundo lugar con un aproximado 4% de los apoyos; y el partido Musavat (Igualdad) que se negó a participar.

Según los analistas, que anticiparon la victoria de Aliyev, el gobierno adelantó los comicios para evitar que las elecciones presidenciales y parlamentarias coincidieran en 2025.

"Las comisiones electorales de todos los niveles se encuentran bajo el control del partido gobernante. Las libertades de expresión, de prensa y de reunión están coartadas", declaró el líder de Musavat, Arif Gadzhily.

En 2009, el líder azerbaiyano eliminó los límites de mandato presidencial a partir de un plebiscito, y seguidamente nombró a su esposa como primera vicepresidenta. Unas acciones que le han valido críticas de los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa. No obstante, los países occidentales se han abstenido de criticar al país por ser un punto estratégico de gasoductos desde Asia Central.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.