Organizaciones salvadoreñas exigen al Congreso despenalizar el aborto

Anuncios

San Salvador (AFP)

Organizaciones de mujeres de El Salvador se apostaron este miércoles ante el Congreso, para exigir la reforma de la ley penal para permitir el aborto en circunstancias específicas.

"Exigimos aborto libre y seguro ya", "Exigimos la aprobación de la reforma por la despenalización del aborto", eran parte de las leyendas que más de un centenar de mujeres habían escrito en pequeños carteles que portaban en sus manos.

Las mujeres, vestidas con camisetas moradas y provenientes de distintas partes de El Salvador, llegaron a apostarse frente a uno de los accesos del Congreso y eran vigiladas muy de cerca por un grupo de agentes de la Policía.

Sara García, representante del denominado colectivo feminista Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico Ético y Eugenésico, dijo a la AFP que "la lucha por la despenalización del aborto" en el país "debe de considerarse desde un punto de vista legal, de derechos humanos" y "no desde un punto de vista religioso o de dogmas".

"Los diputados tienen la obligación de legislar sin pasionismos, sin dogmas. Deben y tienen el deber de proteger la vida de las mujeres y por eso es necesaria la despenalización del aborto en cuatro causales", indicó García.

Las organizaciones prodefensa del derecho al aborto en el país, han solicitado la reforma del artículo 133 del Código Penal.

El artículo 133 de la ley penal establece que "el que provocare un aborto con el consentimiento de la mujer o la mujer que provocare su propio aborto o consintiere que otra persona se lo practicare, serán sancionados con prisión de dos a ocho años".

No obstante, fiscales y jueces tipifican los casos de aborto, o incluso la pérdida del bebé, como "homicidio agravado", un delito penado con 30 a 50 años de prisión.

Por tal razón, las organizaciones de mujeres solicitan que en la ley penal se introduzca una reforma para despenalizar la interrupción del embarazo cuando es producto de violencia sexual o trata de personas, cuando el feto no tiene posibilidad de vida fuera del útero, en caso de riesgo para la vida de la madre o cuando una niña resulte con un embarazo producto de una violación o estupro.

Una comisión del Congreso mantiene bajo discusión desde hace un año un par de propuestas de reforma a la ley penal, que buscan despenalizar el aborto en las circunstancias que plantean las organizaciones feministas.