Chile - pederastia

Papa Francisco reconoce “graves equivocaciones” sobre el caso Barros

El papa Francisco envió una carta a los obispos chilenos con quienes espera tener un encuentro próximamente, imagen del 11 de abril de 2018.
El papa Francisco envió una carta a los obispos chilenos con quienes espera tener un encuentro próximamente, imagen del 11 de abril de 2018. Remo Casilli / Reuters

El papa convocó al clero chileno a una reunión tras recibir el informe de las entrevistas a 64 víctimas de abuso en Chile. El Sumo Pontífice volvió a defender la inocencia del obispo Barros, aunque reconoció algunos errores.

Anuncios

El papa Francisco admitió ante diversos medios de comunicación las “graves equivocaciones de valoración”, en torno al presunto encubrimiento de abusos sexuales por parte del obispo chileno Juan Barros, que le han hecho sentir “dolor y vergüenza”.

"En lo que me toca, reconozco y así quiero que lo transmitan fielmente, que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada", declaró el pontífice a los sacerdotes chilenos a través de una carta.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, el sacerdote Fernando Ramos, fue el encargado de leer la misiva enviada por el Papa, quien redactó la misma luego de recibir un informe realizado por el arzobispo maltés Charles J. Scicluna.

Dicho informe recoge los testimonios de 64 personas, víctimas de los presuntos abusos cometidos por el padre Fernando Karadima, cuando fue párroco de la iglesia de El Bosque en la capital chilena, y ocultados por el obispo Juan Barros.

"Ahora, tras una lectura pausada de las actas de dicha 'misión especial', creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza", agregó el primer papa latinoamericano.

En este sentido, la máxima autoridad de El Vaticano extendió una convocatoria a todo el clero chileno para poder debatir acciones conjuntas sobre la recuperación de la credibilidad de la iglesia, tanto en Chile como en el resto de los países católicos.

"He pensado en dicho encuentro como en un momento fraternal, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, con el solo objetivo de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas", se pronunció Francisco.

Sobre dicho encuentro, el santo padre asumirá la responsabilidad de ubicar una fecha correcta para la recepción de los obispos chilenos.

Juan Barros fue nombrado por Francisco en 2015

Durante su visita a Chile en enero pasado, Francisco ofreció su apoyo al obispo Barros, calificando de “calumnia” las acusaciones en su contra, ya que en ese momento no existía prueba alguna en su contra.

Durante una rueda de prensa ofrecida en un vuelo de regreso a El Vaticano, el papa volvió a insistir en la inocencia de Barros, pero al mismo tiempo pidió disculpas a las víctimas por emitir declaraciones que generaron cierta polémica.

En la carta enviada al clero chileno, el obispo de Roma reiteró petición de perdón a las personas que ofendió, manifestando su deseo de hacerlo personalmente en las próximas semanas en una serie de reuniones que mantendrá con representantes de las personas entrevistadas por Scicluna.

El papa envió a Scicluna a investigar en Chile

Charles J. Scicluna fue enviado por el Sumo pontífice a la ciudad de Santiago de Chile para entrevistarse con las víctimas y los testigos de los casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes de ese país. De acuerdo con el propio Francisco, la intención del arzobispo Scicluna era escuchar “desde el corazón y con humildad" a las personas para encontrar la veracidad de las acusaciones.

El sacerdote español Jordi Bertomeu sustituyó después a Scicluna cuando presentó problemas de salud.

En un informe de 2.300 folios, ambos representantes de El Vaticano han manifestado sentirse “abrumados por el dolor de tantas víctimas de graves abusos de conciencia y de poder y, en particular, de los abusos sexuales”, cometidos por curas chilenos a menores de edad.

Con EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24