Berlín renombra calles que evocan el pasado colonial

Anuncios

Berlín (Alemania) (AFP)

Berlín renombrará varias calles que recuerdan a la colonización alemana en África y honrará en su lugar a militantes africanos de la independencia, un paso en el avanzado trabajo de Alemania sobre su pasado colonial.

Después de más de diez años de debates, los partidos de izquierda del barrio de Mitte (socialdemócratas, Verdes e izquierda radical) adoptaron el miércoles por la noche un texto aconsejando cambiar los nombres de cuatro calles de la zona llamada "barrio africano", indicó a la AFP una portavoz de la ciudad de Berlín, Melita Ersek.

"La decisión final debería producirse en un mes", añadió, "es bastante habitual que las recomendaciones de los partidos sean validadas".

El texto aconseja renombrar principalmente las calles que llevan los nombres de muchas personalidades vinculadas a la brutal ocupación de Namibia (1884-1918), donde los alemanes asesinaron entre 1904 y 1908 varias decenas de miles de miembros de las tribus Herero y Nama. Una masacre que los historiadores consideran el primer genocidio del siglo XX.

"El barrio africano todavía glorifica el colonialismo alemán y sus crímenes. No es compatible con nuestro concepto de la democracia y es un golpe duradero a la reputación de la ciudad de Berlín", señala el texto.

Las calles aludidas son Petersallee (homenaje a Carl Peters, fundador del África alemana del Este, actual Tanzania); la plaza Nachtigal (por Gustav Nachtigal, que anexionó Camerún y Togo); y la calle Lüderitz (por Adolf Lüderitz, fundador del África alemana del Sudoeste).

En su lugar, las placas llevarán los nombres de combatientes contra la ocupación colonial alemana: Rudolf Manga Bell, héroe de la independencia camerunesa; Anna Mungunda, mujer Herero y miembro de la resistencia contra los alemanes; Cornelius Frederiks, líder de los Nama; o Maji-Maji, nombre dado al levantamiento de las tribus de África oriental contra las autoridades coloniales alemanas (1905-1907).

Esta decisión es parte del proceso de reflexión iniciado hace algunos años por Alemania sobre su pasado colonial.