Un exmiembro del alto comité del Partido Comunista de China es juzgado por soborno

Anuncios

Pekín (AFP)

Un exmiembro del alto comité del Partido Comunista de China (PCC) que había sido considerado como una figura emergente de la política comenzó a ser juzgado por soborno este jueves, en medio de una cruzada contra la corrupción del presidente Xi Jinping.

El tribunal popular intermedio de la ciudad de Tianjin informó que el juicio contra Sun Zhengcai, ex miembro del comité político del partido y jefe de la organización en la megápolis de Chongqing, comenzó en la mañana.

Sun Zhengcai, de 54 años, era el miembro más joven del comité político del PCC y era considerado como un candidato muy factible para formar parte del comité central permanente de la dirigencia del organismo de siete miembros, que concentra el poder en China. Para muchos, se perfilaba también como un sucesor de Xi.

Unas 150 personas asistieron al tribunal de Tianjin, incluyendo personalidades de las altas instancias políticas del país, precisó la corte.

Sun Zhengcai "debe ser considerado como responsable penalmente por haber buscado favores para terceros y por haber aceptado ilegalmente enormes sumas de dinero para si", anunció el febrero la justicia.

Este el primer miembro del comité político ser objeto de una investigación por corrupción en los últimos cinco años, desde la estrepitosa caída de Bo Xilai potencial rival del actual presidente Xi Jinping. Bo Xilai fue condenado en 2013 a prisión de por vida.

Sun Zhengcai había sido nombrado precisamente en Chongquing después del mandato de Bo Xilai en esa misma localidad.

La cruzada contra la corrupción iniciada por el presidente chino en 2012 sigue su curso y desde entonces un millón y medio de altos cuadros han sido depuestos, según las cifras oficiales.

Sin embargo, algunos sospechan que Xi utiliza esta campaña para neutralizar a sus adversarios.

- Expulsado del partido -

Xi, que fue ungido como el líder chino más poderoso desde Mao Zedong, al obtener un nuevo mandato al frente del Partido Comunista, está encaminado para mantenerse en el poder de por vida, después de un congreso el mes pasado en el que se eliminó los límites impuestos a los mandatos presidenciales. El segundo mandato de Xi termina en 2023.

La Asamblea del Pueblo china también apoyó la campaña anticorrupción de Xi al crear una comisión nacional de supervisión para vigilar a los funcionarios del partido y velar por el comportamiento de millones de funcionarios en todo el país.

Sun fue expulsado del partido en septiembre después de que una comisión de investigación disciplinaria determinó que había abusado de su cargo al aceptar sobornos.

Entonces, también fue acusado de nepotismo, de filtrar información confidencial del partido y de traicionar sus principios.

Sun fue reemplazado en su cargo por Chen Miner, un antiguo ayudante de Xi, que consiguió en octubre entrar en el restringido comité político del partido de 25 miembros.