Capitanes de remolcadores afectan el tránsito por el Canal de Panamá

Anuncios

Ciudad de Panamá (AFP)

El tráfico por el Canal de Panamá, por el que pasa el 5% del comercio marítimo mundial, se vio afectado por varios capitanes de remolcadores, que fueron sancionados por negarse asistir a las embarcaciones que cruzan la ruta, informó este jueves la autoridad canalera.

De acuerdo a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) "algunos" capitanes de remolcadores "afectaron el tránsito ininterrumpido por las esclusas neopanamax, al rehusarse a cumplir con una instrucción de trabajo".

Sin embargo, la ACP no brinda detalles de cuántos barcos se habrían visto afectados ni cuántos serían los trabajadores que se negaron a cumplir con sus tareas.

El diario local "La prensa" dice que fueron cinco los buques que habrían sido afectados.

Por estos hechos, la ACP manifestó en un comunicado que "inició un proceso para sancionar" a los responsables de afectar el tránsito por la vía.

La Constitución panameña prohíbe paralizar de manera alguna el tránsito por el Canal.

"La decisión se fundamenta en que estos capitanes de remolcadores se negaron a cumplir su deber de asistir el tránsito de los buques", lo que "afectó la operación regular y ocasionó un impacto económico negativo para el país", añade la nota.

Según la ACP, esta acción de los trabajadores ha repercutido en "la confianza de nuestros clientes y en la imagen del Canal de Panamá".

La vía panameña fue ampliada en 2016 para que buques de hasta 14.000 contenedores puedan atravesar sus 80 kilómetros.

Las nuevas esclusas se denominan "neopanamax" debido a la dimensión de las barcos que pueden pasar por ellas.

La ACP espera que en 2018 transiten por el Canal 400 millones de toneladas, lo que le permitiría ingresos por 3.037 millones de dólares.

De esa cantidad, aportará al Tesoro Nacional 1.659 millones, según las previsiones.

Las principales rutas que atiende esta vía son desde Asia hasta la costa Este de Estados Unidos y desde Sudamérica hacia Europa.

Desde su inauguración por Estados Unidos en 1914, más de un millón de barcos han pasado por esta ruta marítima, que fue recuperada por Panamá el 31 de diciembre de 1999.

Desde entonces, ha aportado al Estado más de 12.000 millones de dólares, una cifra muy superior a lo aportado bajo la administración norteamericana.