Conflicto en Siria

Trump agradece a Francia y Reino Unido el ataque "perfectamente ejecutado" en Siria

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncia ataques militares contra Siria mientras pronunciaba un comunicado desde la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de abril de 2018.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncia ataques militares contra Siria mientras pronunciaba un comunicado desde la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de abril de 2018. Reuters / Yuri Gripas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró hoy su satisfacción por el ataque que el ejército de su país y de sus aliados realizó en Siria, como respuesta al denunciado uso de armas químicas contra la población de Duma.

Anuncios

"Un ataque perfectamente ejecutado anoche. Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y por el poder de sus buenos ejércitos. No podía haber tenido un mejor resultado. ¡Misión conseguida!", escribió la mañana del sábado 14 de abril el presidente Donald Trump en su cuenta personal de Twitter, tras el ataque conjunto entre el ejército de su país y el de sus aliados, Reino Unido y Francia, en territorio sirio.

Esta ofensiva conjunta de estos países de Occidente fue lanzada como represalia por el denunciado ataque químico en el que fallecieron más de 43 personas con síntomas de "exposición a químicos altamente tóxicos", según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una primera ofensiva tuvo como objetivo un centro de investigación científica ubicado cerca de Damasco y utilizado, según Washington, para la investigación, desarrollo, producción y pruebas de armas químicas y biológicas.

En un segundo ataque quedó destruido un depósito de armas químicas ubicado al oeste de Homs, en el que el gobierno de Bashar al-Ásad almacenaba sus principales reservas de gas sarín, una de las sustancias utilizadas en los presuntos ataques químicos ocurridos el sábado 7 de abril en Duma.

El Pentágono dice que fueron usados más de 100 misiles durante la operación

El ataque ocurrido en la madrugada del sábado en unos puntos específicos donde el gobierno sirio desarrolla y produce armas químicas, fue según el Pentágono, un ataque "único" para disuadir al presidente sirio Bashar al-Ásad de utilizar armas químicas en el futuro.

En total se emplearon más de cien misiles que fueron lanzados tanto por diversos buques de la coalición desplegados en el mar Mediterráneo como desde bases militares próximas a Sirias.

Según el teniente general Kenneth F. McKenzie, que compareció en rueda de prensa para hablar de la operación militar, el Pentágono no tiene conocimiento de víctimas civiles. Aunque todavía queda parte de la infraestructura de armas químicas de Siria, "creo que les hemos propinado un duro golpe", dijo McKenzie, y agregó que este suceso retrasará el programa durante años.

"Esta operación fue cuidadosamente orquestada, para evitar bajas civiles. Alcanzamos con éxito cada objetivo", declaró la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White.

Un ataque a Siria distinto al de abril de 2017

Según explicó White, a diferencia del ataque ejecutado en abril del año pasado contra Al Asad, cuando EE.UU. atacó la base aérea siria de Shayrat (Homs) en represalia al bombardeo químico en el pueblo rebelde de Jan Sheijún, en esta ocasión el objetivo del ataque fue "neutralizar las instalaciones de investigación y desarrollo" de este tipo de armas.

"El año pasado atacamos la (capacidad de) ejecución, ahora hemos ido contra la propia fuente. Por eso estamos convencidos de que hemos limitado su capacidad", dijo White.

"Diría que todavía hay un elemento residual del programa sirio que está por ahí", dijo. "No voy a decir que no podrán seguir realizando un ataque químico en el futuro. Sospecho, sin embargo, que pensarán mucho al respecto".

Sobre la injerencia de Rusia, aliado de Siria, McKenzie rechazó las informaciones que apuntan que el sistema antimisiles sirio logró interceptar 71 misiles lanzados y resaltó que no tienen constancia de que Rusia haya actuado para evitar el ataque.

"Los rusos no tienen capacidad de veto en nada de lo que hacemos. No colaboramos con ellos en Siria. Pero no queremos un enfrentamiento con Rusia, ni ellos con nosotros", concluyó McKenzie.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24