Saltar al contenido principal

Chibok y la cuarta pena de las niñas secuestradas por Boko Haram

Aisha, una joven víctima del secuestro por el grupo Boko Haram, el 21 de septiembre de 2017.
Aisha, una joven víctima del secuestro por el grupo Boko Haram, el 21 de septiembre de 2017. Adam Ferguson / EFE

Tras los cuatro años del secuestro de 276 niñas en una escuela de la ciudad de Chibok, Nigeria recordó a las 112 menores de edad que siguen en poder del grupo Boko Haram, en medio de un conflicto que no cesa.

ANUNCIOS

En Nigeria las niñas tienen miedo. Tras la huella del secuestro de 276 menores el 14 de abril de 2014 por parte del grupo Boko Haram, crecer en este país se convirtió para ellas en una carrera contra el tiempo en la que intentan esquivar la amenaza de ser raptadas o abusadas.

La ausencia de 112 de las menores llena de dolor a la comunidad de la escuela de Chibok de la que fueron raptadas las niñas. Un hecho similar se registró en febrero de este año, cuando el grupo se llevó a otro grupo de estudiantes.

En este país africano el dolor provocado por la guerra marca a diario las historias de adolescentes como Khadija, quien con 17 años y la sombra de una violación, lleva a cuestas la pena de haber sido obligada a casarse con su agresor y convertirse en una “esposa del Boko Haram”.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.