Saltar al contenido principal

Guatemala, a horas de la consulta para reclamar a Belice territorios continentales, insulares y marítimos

Las últimas papeletas para la Consulta Popular del 15 de abril de 2018, en la que los guatemaltecos decidirán si se debe presentar o no ante la Corte Internacional de Justicia el histórico pleito territorial con Belice, son enviadas a los puestos de votación de la Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 14 de abril de 2018.
Las últimas papeletas para la Consulta Popular del 15 de abril de 2018, en la que los guatemaltecos decidirán si se debe presentar o no ante la Corte Internacional de Justicia el histórico pleito territorial con Belice, son enviadas a los puestos de votación de la Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 14 de abril de 2018. EFE / Esteban Biba

El 15 de abril Guatemala celebra una consulta popular en la que pregunta a los ciudadanos si el Gobierno debería presentar una histórica disputa territorial entre Guatemala y Belice ante la Corte Internacional de Justicia.

Anuncios

A pesar de que Guatemala reconoció en 1991 la independencia unilateral de Belice, hace más de un siglo los dos países se encuentran en medio de un pleito territorial, insular y marítimo: el país centroamericano exige a Belice unos 11.000 kilómetros cuadrados, que representan la mitad de su territorio.

El domingo 15 de abril los 7.522.920 guatemaltecos empadronados podrán ejercer su derecho a voto y decidir, con un sí o un no, si este añejo litigio territorial debe elevarse ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya para que sea ésta quien defina la frontera entre los dos países.

La pregunta que se formulará a los ciudadanos de Guatemala será la siguiente:

"¿Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala contra Belice sobre territorios continentales e insulares y cualesquiera áreas marítimas correspondientes a dichos territorios sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que esta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?".

El Ejército y la policía despliegan un operativo conjunto para garantizar la seguridad en la consulta

A petición del Tribunal Supremo Electoral, más de 39.000 agentes de la Policía Nacional Civil velarán por la seguridad durante la jornada en un plan operativo conjunto con el Ejército, para asegurar que todo se desarrolle de forma pacífica en los 2.782 centros de votación desplegados a lo largo del país.

Otra de las medidas de seguridad es la ley seca, que entró en vigor el sábado 14 de abril a mediodía y que durará hasta el lunes 16 de abril en la madrugada. Esta es una de las prohibiciones establecidas en la legislación junto a la realización o divulgación de propaganda desde 36 horas antes a la celebración de la consulta.

Abstencionismo histórico en referendos previos

Históricamente la participación de la población guatemalteca en las consultas nacionales ha sido muy baja. En 1994, Guatemala celebró un referéndum para aplicar reformas constitucionales y aunque ganó el "sí", la abstención fue del 85 %. Años más tarde, en 1999, el país consultó al pueblo si se debía dar rango constitucional a los Acuerdos de Paz firmados el 29 de diciembre de 1996, con los que se puso fin a un conflicto armado interno de 36 años. La ciudadanía dijo "no", con un abstencionismo del 81,45 por ciento.

Sin embargo, la directora electoral del Tribunal Supremo Electoral, Gloria López, mantiene su esperanza que la gente de "una sorpresa" en las urnas. "Para nosotros es una fiesta cívica, es una expresión de democracia el poder acudir a las urnas y manifestar la voluntad en cuanto a la pregunta que se le está formulando a la ciudadanía", digo López en declaraciones a la agencia de noticias EFE.

Para asegurar un correcto desarrollo de la jornada, el Tribunal Supremo Electoral publicó un comunicado el pasado 10 de abril en el que indica a los guatemaltecos cómo verificar el establecimiento donde les corresponde votar.

Si uno de los dos países dice “No”, no se podrá presentar el caso ante la Corte Internacional de justicia

El objetivo de la lucha histórica de Guatemala es poder establecer una frontera para ganar seguridad jurídica y fortalecer el intercambio comercial y la inversión extranjera, además de promover la seguridad y el turismo.

En 2019 Belice se enfrentará a esa misma cuestión, en una fecha que aún no ha sido fijada. Si en los dos países gana el "sí", la Corte Internacional de Justicia deberá decidir sobre el futuro de las dos naciones. Sin embargo, en caso de que alguno de los dos diga "no", Guatemala estaría obligada por su Constitución a buscar otra solución.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.