Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

AQUÍ AMÉRICA

Estas son las elecciones que despiertan pasión en Río de Janeiro

Saber más

ESCALA EN PARÍS

Luis Alberto Albán: "hay mucho incumplimiento del acuerdo de paz en Colombia"

Saber más

EN FOCO

En Estados Unidos, los "pobres que trabajan" se encuentran sin hogar

Saber más

EN FOCO

Kenia: ¿renta universal para contribuir al desarrollo?

Saber más

ECONOMIA

FMI destaca avances en las conversaciones con Argentina para nuevo acuerdo

Saber más

Medio Oriente

Continúan las reacciones de las potencias al ataque de Estados Unidos a Siria

© Pavel Rebrov/Reuters | Un cartel del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se incendia durante una protesta contra los ataques aéreos occidentales contra Siria, en Simferopol, Crimea, el 15 de abril de 2018.

Texto por David González

Última modificación : 16/04/2018

El mundo no tiene una opinión uniforme sobre el último ataque a Siria del presidente Trump y sus aliados. Occidente respalda la decisión, mientras Rusia y China la rechazan. Ciudadanos de Bagdad y Damasco se manifestaron.

Los ministros de Exteriores de los países de la Unión Europea se reunieron en Luxemburgo y amenazaron a Siria con nuevas sanciones por lo que occidente llama ataques con armas químicas a su propia población. Pero en el caso de Rusia, principal aliado del gobierno de Bashar al Assad, la Unión Europea decidió no sumarse a las sanciones de Estados Unidos.

Las reacciones de los principales poderes del mundo a la decisión militar de Trump en Siria no cesan dos días después del ataque.

Para el secretario de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Boris Jhonson, la guerra en Siria va a continuar en su “horrible y miserable forma”. Pero, por lo menos, el mundo “ha dicho que es suficiente al uso de armas químicas”.

Por su parte, el ministro de exteriores alemán, Heiko Maas, dijo que solo una negociación política pondrá fin a la guerra siria. Fue crítico con el rol de Rusia e Irán y aseguró que el presidente Bashar Al Assad, quien ha recuperado militarmente gran parte del territorio sirio, no puede ser parte de la solución.

Las sanciones contempladas por la Unión Europea van desde el embargo de armas hasta la prohibición de hacer transacciones con el banco central sirio, así como el congelamiento de activos a funcionarios, militares o empresarios acusados de desarrollar armas químicas. Irán y Rusia, aliados clave de Assad en su avance militar, no serían sancionados.

El presidente francés, Emmanuel Macron, fue más allá. En una entrevista en Paris, dijo que Rusia es parte del problema y que él personalmente convenció al presidente Trump de no retirar las tropas de Siria.

Estados Unidos anunciaría nuevas sanciones económicas a Rusia, principalmente a algunas compañías que, según ellos, estarían relacionados con la producción de armas químicas, como confirmó Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas.

El secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que las acciones de los aliados fueron necesarias para destruir la capacidad de las armas químicas en Siria y agregó que “la OTAN condena el repetido uso de estas armas por parte del régimen”.

Según denunció el Reino Unido, los inspectores de la Organización para la prohibición de armas químicas (OPCW) han sido obstaculizados en su trabajo en Siria para verificar el ataque que habría ocurrido en Duma, ciudad de Guta Oriental, el 7 de abril. Mientras tanto, avanzan las discusiones en la sede de esta organización en La Haya.

Las reacciones de Siria y los países aliados al ataque de Trump

Los países de la Liga Árabe, reunidos en Arabia Saudita, apoyaron el rechazo de occidente al uso de armas químicas por parte del régimen sirio. Incluso condenaron el rol de Irán, rival geopolítico de los saudíes por el poder regional. Pero en otros países la reacción fue distinta.

El presidente ruso, Vladimir Putin, en el ojo del huracán por su apoyo irrestricto a Assad, advirtió que un nuevo ataque a Siria provocaría “inevitablemente” caos en las relaciones internacionales. Su embajador en Washington había dicho días atrás que las acciones no permanecerían sin consecuencias.

La vocera del ministerio de Exteriores de China advirtió que el ataque viola los principios básicos de la ley internacional y el marco de la ONU. “No es una línea de la ley internacional castigar por el uso de armas químicas, porque la actual ley prohíbe la respuesta militar contra actos ilegales”, agregó.

El máximo líder del partido político militar libanés, Sayyed Nasrallah, aliado militar de Assad, afirmó que el ataque complicaba la solución política de la guerra.
Mientras tanto, en las calles de Damasco, centenares de personas se manifestaron. Rechazaron el ataque y dieron su respaldo al ejército del gobierno de Assad. Varios de los 103 misiles lanzados el sábado impactaron los alrededores de la capital siria.

En Bagdad, capital iraquí, aún con el recuerdo vivo de la intervención militar estadunidense que empezó luego de denuncias del uso de armas químicas y la tenencia de armas de destrucción masiva, centenares de personas protestaron en las calles. Algunos incluso quemaron banderas de Estados Unidos.

Con agencias

 

Primera modificación : 16/04/2018

  • Conflicto en Siria

    EE. UU., Francia y Reino Unido preparan una resolución sobre Siria

    Saber más

  • Un día después del bombardeo

    La Siria desafiante tras el ataque militar de Estados Unidos

    Saber más

  • Conflicto en Siria

    Reacciones en contra de la intervención de EE. UU., Reino Unido y Francia en Siria

    Saber más