Efraín Alegre promete atacar pobreza en Paraguay y rechaza despenalizar el aborto

Anuncios

Asunción (AFP)

Elegante y afable, el candidato liberal a la presidencia de Paraguay, Efraín Alegre, promete impulsar la economía campesina para atacar la pobreza, se plantea establecer relaciones con China en detrimento de Taiwán, y se opone de forma tajante a la despenalización del aborto.

Con una coalición de centroizquierda, Alegre disputará el domingo la presidencia al conservador Mario Abdo Benítez, a quien las encuestas dan como favorito.

Este martes, concedió una entrevista a la AFP en su casa de Asunción.

- Paraguay muestra un alto crecimiento económico sostenido a lo largo de los años ¿Cómo hacer para que también se reduzca de manera importante la pobreza?

- Paraguay crece desde hace 15 años a un promedio de 4% anual. Esa es la buena noticia: crece. Sin embargo, es un modelo empobrecedor. La economía crece en un sector, sin embargo abajo no llega.

Hay que cambiar el modelo de crecer solamente afuera, un modelo en el que nosotros exportamos alimentos, carne, soja y energía. Tenemos que crecer hacia adentro. Debemos utilizar la energía como un elemento para animar a las industrias a la inversión. Tenemos mucha energía, podemos facilitar una energía barata.

Tenemos que recuperar la economía familiar campesina, fortalecerla, con eso vamos a generar empleo. Estamos planteando producir para el consumo paraguayo, que en las mesas paraguayas se consuma el fruto del esfuerzo del agricultor paraguayo. Y por supuesto apoyar a las pequeñas y medianas empresas que son las principales generadoras de empleo.

- Paraguay tiene relaciones diplomáticas con Taiwán y no con China ¿replantearía esa política?

- Paraguay debe buscar aquellas relaciones que le sean más complementarias y sobre todo que sean más beneficiosas para nuestros intereses económicos. Lo estamos analizando. Nosotros tenemos una visión de una necesidad de avanzar conversaciones con China continental.

- Argentina debate en este momento una ley para la despenalización del aborto, Uruguay ya lo aprobó ¿cuál es su posición sobre ese tema?

- Yo estoy en contra. Yo estoy por la vida, estoy en contra del aborto y de la despenalización, en todos los casos. Personalmente creo no existe nadie que puede hacer de dios para resolver sobre la vida o la muerte de una persona.

- ¿Pero le parece que Paraguay debería debatirlo?

- Todo se debe debatir. Vengo de un partido democrático, que ha defendido la libertad, que sus mejores hombres fueron presos y exiliados políticos por el debate. No hay ningún tema que pueda estar fuera de la discusión. La última palabra la toma la sociedad.

- El expresidente Fernando Lugo, parte de su coalición, fue destituido por un juicio político ¿Siente que en caso de ganar habría algún riesgo de no poder completar el periodo?

- No. Tenemos una alianza muy fuerte, consolidada. Hemos tenido resultados fantásticos en la gestión y sí, hemos tenido problemas de gobernabilidad, lamentablemente. Pero lo asumimos como antecedentes que enriquecen y consolidan la conformación de una alianza sobre la base de la experiencia.

No se olvide que el Partido Colorado mató a un vicepresidente (en referencia Luis María Argaña, en 1999) por diferencias políticas. Nosotros podemos ofrecer gobernabilidad, quienes no pueden son precisamente los del Partido Colorado. La gente identifica a Lugo con un fuerte compromiso social, que es su principal fortaleza. Y eso hace que nosotros hoy nos presentemos todos unidos.