Saltar al contenido principal

EEUU y Japón discutirán sobre comercio a pesar de profundos desacuerdos

3 min
Anuncios

Palm Beach (Estados Unidos) (AFP)

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, anunció el miércoles que su país y Estados Unidos lanzarán discusiones sobre "acuerdos comerciales", al tiempo que reconoció la persistencia de diferencias al respecto con el presidente Donald Trump, que lo recibió en Florida.

"Acordamos comenzar negociaciones en favor de acuerdos comerciales libres, equitativos y recíprocos", declaró el jefe del gobierno japonés durante una conferencia de prensa en la que compareció junto a Trump.

Sin embargo, ambos dirigentes no ocultaron que estaban lejos de compartir la misma longitud de onda. Mientras Japón quiere hacer a regresar a los estadounidenses al acuerdo de libre comercio Transpacífico (TPP), Estados Unidos privilegia un acuerdo bilateral de libre intercambio.

El TPP, considerado el tratado comercial de mayor envergadura actualmente en curso, fue firmado por Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, pero Trump decidió retirar a Washington tras su llegada a la Casa Blanca en enero de 2017.

"Están interesados en un acuerdo bilateral (...). La postura de nuestro país es que el TPP es la mejor opción para ambos países y sobre esta base vamos a discutir", dijo el primer ministro japonés.

"No quiero regresar al TPP, pero lo haré si nos ofrecen un acuerdo que no pueda rechazar en nombre de Estados Unidos", dijo por su parte Trump.

"Prefiero el bilateral. Creo que es mejor para nuestro país. Creo que es mejor para nuestros trabajadores y prefiero con diferencia un acuerdo bilateral", añadió.

- El déficit comercial -

Trump ha hecho de la disminución del déficit comercial estadounidense una de sus prioridades y ha lanzado varias ofensivas en el frente del comercio internacional.

"Como el primer ministro lo sabe, (los japoneses) salen bien parados frente a Estados Unidos. Tenemos un gran déficit", había dicho unas horas antes Trump mientras ambos dirigentes, acompañados de sus delegaciones, se aprestaban a cenar en la lujosa residencia del mandatario republicano en el estado de Florida.

Tras insistir en que la relación con Abe es "muy buena", Trump no dudó en convocar a su invitado a mantener vínculos comerciales "libres, justos y recíprocos".

"Tenemos un enorme déficit con Japón", volvió a decir, evocando la posibilidad de que su país venda a Tokio aviones comerciales y de caza, una operación que podría equilibrar la balanza. Trump denunció también la exigencia por parte de Japón de derechos de aduana injustos.

"Fue un encuentro verdaderamente excitante para mí", señaló Trump. "Me encanta el mundo de las finanzas y el mundo de la economía, y es probablemente donde puedo rendir más", añadió el presidente estadounidense evocando sus credenciales como hombre de negocios.

Pero sus comentarios fueron inusuales en este tipo de reuniones diplomáticas y pudieron haber incomodado a su aliado japonés.

Abe debe hacer frente, a su vez, a exiguos índices de aprobación en su país, y a pesar de que se empeñó en mostrar sus coincidencias con Trump, se ve obligado también a marcar diferencias para no ser visto como un perro faldero del presidente estadounidense.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.