Europa y América Latina

España y Venezuela acuerdan normalizar sus relaciones diplomáticas

El presidente venezolano Nicolás Maduro y su homólogo español Mariano Rajoy en actos recientes.
El presidente venezolano Nicolás Maduro y su homólogo español Mariano Rajoy en actos recientes. Reuters

El país ibérico y la nación suramericana retiraron en enero sus respectivos embajadores después de su último desencuentro. Estos funcionarios volverán a sus labores “en los próximos días”.

Anuncios

Han sido cerca de tres meses de enfriamiento en las relaciones entre Madrid y Caracas. Es un nuevo episodio en una historia que tiene el mismo guion: unas declaraciones desde Europa seguidas de una condena en Venezuela y las posteriores consecuencias.

A través de comunicados conjuntos de sus Ministerios de Exteriores, España y Venezuela anunciaron este miércoles 18 de abril que “en los próximos días”, sus respectivos embajadores volverán a sus labores. Termina un punto muerto que comenzó el 25 de enero cuando el presidente venezolano Nicolás Maduro le dio 72 horas al diplomático ibérico Jesús Silva para que abandonara el país. España respondió al día siguiente de la misma manera.

Maduro tomó esa medida después de que la Unión Europea sancionara a siete altos funcionarios en medio de la crisis por la que pasa su Gobierno. El mandatario culpó a España de haber orquestado dicho castigo.

Aunque durante este periodo de tiempo ha sido escaso el intercambio diplomático entre los dos Ejecutivos, el canciller español negó que haya habido un aislamiento total del diálogo. “No vamos a restablecer las relaciones porque no las hemos roto nunca”, expresó Alfonso Dastis desde las Islas Canarias este jueves.

Esta tónica ha marcado los lazos de Madrid y Caracas en los últimos años. En 2016, España llamó a consultas a su embajador en Caracas y el año pasado en un lapso de apenas de ocho meses el Gobierno de Mariano Rajoy convocó al representante venezolano para dar explicaciones sobre declaraciones de Maduro.

Y es que el mandatario del país sudamericano ha llegado a llamar “cobarde” a su homólogo español.

Madrid por su parte ha sido un país que ha brindado su apoyo a detractores del chavismo, dando la nacionalidad a los padres de los opositores Henrique Capriles y Leopoldo López.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24