Casi 200 manifestantes anti-Sarkisian arrestados en Armenia

Anuncios

Ereván (AFP)

Más de 180 manifestantes fueron arrestados por la policía el viernes en Armenia cuando intentaban bloquear las calles de la capital, Ereván, en el octavo día de protestas contra el nombramiento de Serzh Sarkisian como primer ministro.

Enarbolando banderas armenias o pancartas con lemas como "Sarkisian es un dictador", cientos de manifestantes desfilaron de nuevo por las calles de Ereván, tratando de bloquear la circulación tumbándose en medio de la calzada.

Un portavoz de la policía armenia indicó a la AFP que más de 180 personas fueron detenidas en Ereván, mientras que la segunda ciudad del país, Guiumri, también fue escenario de manifestaciones.

Además de las maniobras de Sarkisian para seguir en el poder tras más de una década como presidente, los manifestantes acusan al exmilitar de 63 años de no haber logrado hacer disminuir la pobreza y la corrupción en un país en los que los oligarcas siguen teniendo mucha influencia en la economía.

La tasa de pobreza en Armenia era del 29,8% en 2016, frente al 27,6% en 2008, según datos del Banco Mundial, mientras que el Ingreso Nacional Bruto (ING) por habitante era de 3.770 dólares, la misma cifra que hace diez años.

El movimiento de protesta está encabezado por el diputado y líder de la oposición Nikol Pashinian, que proclamó el inicio de una "revolución de terciopelo" en Armenia y defiende una campaña nacional de "desobediencia civil".

Con todo, los diputados votaron el martes el nombramiento de Serzh Sarkisian como primer ministro.

La Constitución prohíbe que el presidente efectúe más de dos mandatos, pero Sarkisian mandó votar en 2015 una controvertida reforma para darle la mayor parte de los poderes al primer ministro. La oposición condenó la reforma, temiendo que Sarkisian se aprovechara de esta para seguir al frente del país.

El nuevo presidente, Armen Sarkisian --que no guarda ningún parentesco con su predecesor-- prestó juramento la semana pasada, tras haber sido elegido por el Parlamento en marzo, pero solo dispone de poderes protocolarios.

Hasta ahora, la protesta más importante tuvo lugar el martes pasado, con unas 40.000 personas en Ereván.