HRW denuncia las expulsiones de refugiados sirios de sus hogares en Líbano

Anuncios

Beirut (AFP)

Miles de refugiados sirios tuvieron que dejar sus viviendas en algunas ciudades de Líbano por motivos "incoherentes" y discriminatorios, afirmó este viernes la oenegé Human Rights Watch (HRW) en un informe.

Al menos 3.664 refugiados fueron expulsados de 13 municipios entre 2016 y el primer trimestre de 2018, "al parecer por su nacionalidad o religión", denunció la organización, citando cifras del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Líbano, un pequeño país de cuatro millones de habitantes, recibió a al menos un millón de refugiados de la vecina Siria, devastada por una guerra sangrienta desde 2011.

Tras entrevistar a los 57 refugiados afectados por esas expulsiones, la oenegé comprobó que no existía "ninguna coherencia en los motivos dados para los desahucios" y aseguró que "las pruebas reunidas" por ella "muestran claramente que los sirios fueron expulsados por culpa de su nacionalidad".

Aunque los motivos de expulsión aducidos, como el hecho de no haber declarado su alquiler en el ayuntamiento, también afectan a habitantes libaneses, "las medidas tomadas por esos municipios sólo iban dirigidas a los ciudadanos sirios", asegura el informe.

HRW también señala una dimensión religiosa. Esas expulsiones "no son el resultado de un programa nacional coherente, sino una respuesta ad hoc de municipios de mayoría cristiana".

Esas expulsiones, "cuya frecuencia se aceleró en el último trimestre de 2017", se enmarcan en un "entorno de discriminación y acoso" hacia los refugiados sirios en Líbano, dijo HRW.

Numerosos hombres políticos los acusan a menudo de ser responsables de los problemas económicos y sociales del país, alimentando un creciente clima de animosidad hacia ellos, antes de las elecciones legislativas del 6 de mayo.

"Los dirigentes libaneses deberían moderar una retórica que alienta o ignora las expulsiones forzosas y las demás prácticas de discriminación y acoso contra los refugiados en Líbano", afirmó Bill Frelick, director de los derechos de los refugiados en HRW.

"El agotamiento de Líbano respecto a la acogida de refugiados es agravado por la falta de apoyo internacional", dijo la oenegé, recordando que la ONU apenas logró el 54% de los 2.035 millones de dólares en ayuda internacional que quería recaudar en 2017 para los sirios refugiados en Líbano.

La guerra en Siria causó más de 350.000 muertos y millones de desplazados en siete años.