Intensos bombardeos del régimen sirio contra reductos del grupo EI en Damasco

Anuncios

Beirut (AFP)

Las fuerzas sirias intensificaron este viernes sus bombardeos contra el campo de refugiados palestinos de Yarmuk, en el sur de Damasco, por segundo día consecutivo, en un intento de desalojar a los yihadistas del grupo Estado Islámico, dijo una oenegé.

"Las fuerzas de régimen intensificaron sus bombardeos en varias partes de Damasco controladas por el EI, especialmente Hayar al Aswad y el campo de Yarmuk", dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Desde la zona de Yarmuk se elevaban columnas de humo tras los ataques aéreos y los soldados dispararon fuego de artillería contra ciertas zonas del campamento.

La ofensiva busca erradicar a los "grupos terroristas" de la región de Damasco, dijo la agencia oficial SANA.

Tras haber recuperado la semana pasada el control total de Guta Oriental, que era el último bastión rebelde a las puertas de Damasco, el régimen fijo su atención en las zonas de resistencia en el sur de la capital, que están controladas en su mayoría por el grupo EI desde 2015.

Los yihadistas replicaron a los bombardeos disparando misiles hacia los barrios vecinos, con los que mataron a un civil este viernes, según el OSDH.

Por su parre, la agencia SANA dijo que cinco personas resultaron heridas, tras un balance de cuatro muertos y 52 heridos civiles el jueves.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) dijo que estaba "profundamente preocupada por el destino de los civiles" con los "bombardeos, los disparos de misiles y los violentos enfrentamientos en el interior del campo y sus alrededores".

La UNRWA calcula que en el campamento de Yarmuk hay unos 6.000 refugiados palestinos y otros 6.000 en sus alrededores.

Según el OSDH, el régimen quiere aumentar la presión sobre el EI a través de los bombardeos tras el fracaso de las negociaciones para la evacuación de sus combatientes.

La organización yihadista perdió importantes partes del territorio que controlaba con su "califato", autoproclamado en 2014 en una amplia zona entre Siria e Irak.

Según el geógrafo francés Fabrice Balanche, el grupo EI ya solo controla 5% del territorio sirio.