Cierran una sala de fitness en Arabia por un vídeo considerado indecente

Anuncios

Riad (AFP)

Las autoridades sauditas ordenaron este viernes el cierre de una sala de fitness para mujeres en Riad, por culpa de un vídeo promocional en el que aparece una mujer con ropa deportiva bastante ceñida.

"No toleramos eso", declaró en Twitter el jefe de la autoridad saudita de Deportes, Turki al Sheij, un consejero del príncipe heredero, Mohamad bin Salmán.

Sheij pidió la apertura de acciones judiciales contra los autores del vídeo.

Las autoridades del reino musulmán ultraconservador consideran que las imágenes polémicas pueden "corromper la moral pública".

En el vídeo --que circuló mucho en las redes sociales pero que la AFP no pudo verificar de forma independiente--, se ve a una mujer con el pelo al aire golpeando un saco de boxeo en un gimnasio.

En Arabia Saudita, las mujeres están obligadas a llevar la abaya, un vestido negro que cubre todo el cuerpo, cuando se muestran en público.

En julio, una mujer fue interrogada por la policía tras aparecer en una serie de vídeos publicados en el servicio de mensajería Snapchat, en los que se la veía sin velo y vestida con una minifalda y una camiseta corta. Los agentes la liberaron finalmente sin cargos.

El príncipe Mohamed bin Salmán ha emprendido desde el año pasado profundas reformas sociales en el reino.

Las mujeres obtuvieron la autorización de conducir a partir de junio de 2018. Varias ciudadanas celebraron la fiesta nacional en compañía de hombres y pudieron asistir a partidos de fútbol. Y en febrero un alto dignatario religioso saudita consideró que las mujeres no deberían estar obligadas a llevar la abaya.

El gobierno intenta además darle un nuevo impulso al deporte femenino y quiere imponer clases de educación física obligatorias para las chicas.

Las mujeres sauditas permanecen, no obstante, bajo la tutela de su padre, su marido o su hermano. Y siguen sin poder viajar, estudiar o trabajar sin la autorización de su tutor masculino.