Saltar al contenido principal

Comienza en La Haya el juicio en apelación de Radovan Karadzic

Anuncios

La Haya (AFP)

El juicio en apelación del exdirigente de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, condenado en 2016 a 40 años de cárcel por genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, comienza el lunes ante la justicia internacional en La Haya.

Tras la muerte del expresidente serbio Slobodan Milosevic, ocurrida en la cárcel de La Haya en 2006, Karadzic es el más alto responsable en ser juzgado por crímenes cometidos durante las sangrientas guerras de Bosnia.

Radovan Karadzic era el presidente de la entidad de los serbios de Bosnia, la Republika Srpska, durante el conflicto de los Balcanes, que dejó más de 100.000 muertos y de 2,2 millones de desplazados entre 1992 y 1995.

Con 72 años, se encuentra tras los barrotes desde 2009 en el barrio penitenciario de Naciones Unidas en La Haya, donde cohabita con su alter ego militar, el "carnicero de los Balcanes", Ratko Mladic, quien fue condenado a la cadena perpetua en noviembre.

La audiencia de apelación, solicitada tanto por la defensa como por la acusación, se celebrará durante dos días ante el Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI), que tomó el relevo del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugslavia (TPIY).

- Cinco años de juicio -

Radovan Karadzic, quien durante un tiempo fue el fugitivo más buscado del continente europeo, escapó a la justicia internacional durante casi 13 años, escondiéndose bajo el disfraz de un especialista en medicina alternativa con una poblada barba blanca.

Fue detenido en 2008, su juicio comenzó en 2009 y duró cinco años, con 497 días de audiencias por las que pasaron 586 testigos.

La acusación había solicitado la cadena perpetua para Karadzic, quien sigue siendo un "héroe" para muchos serbios.

En marzo de 2016, los jueves del TPIY lo declararon culpable de genocidio por el asesinato de casi 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica en julio de 1995, la peor masacre cometida en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

También fue condenado por persecuciones, asesinatos, violaciones, tratos inhumanos y traslados forzados, especialmente durante el sitio de Sarajevo, que se prolongó 44 meses durante los que murieron 10.000 personas, y por los campos de detención con "condiciones de vida inhumanas".

Su objetivo, según los jueces, era dividir Bosnia. Al hacerse con varios municipios, sus tropas "seleccionaron a sus víctimas sobre la base de su identidad de musulmán o de Croata", afirmaron.

Tras la lectura del veredicto, que calificó de "monstruoso", Radovan Karadzic dijo que los jueces "presumieron su culpabilidad" cuando él era "completamente inocente".

Tan seguro estaba el exdirigente serbio de que podría volver a su tierra natal como un hombre libre, que incluso había hecho su maleta antes de la decisión del juicio en primera instancia.

- La sombra de la perpetua -

Pero sus planes se vieron contrariados por la opinión del juez O-Gon Kwon, quien vio en el acusado la "punta de lanza de las estructuras militares, políticas y gubernamentales" de los serbios de Bosnia.

No obstante, los jueces decidieron que les faltaban pruebas para afirmar fuera de toda duda que se había cometido un genocidio en otros siete municipios de Bosnia. Por tanto, Karadzic quedó absuelto de la primera de las dos acusaciones por genocidio.

Tras solicitar la cadena perpetua, el fiscal del TPIY Serge Brammertz apeló, considerando que la pena de 40 años de cárcel era insuficiente.

Según los jueces, la masacre de Srebrenica se inscribía en el marco de una "limpieza étnica" planificada por un trío surgido tras el desmantelamiento de Yugoslavia: Radovan Karadzic, el general Ratko Mladic y el fallecido Slobodan Milosevic.

La justicia internacional sigue así intentando dar vuelta a una dolorosa página de la historia.

En Banja Luka, la población serbia espera el regreso de su "héroe".

El tribunal de La Haya es "injusto" en "opinión de mucha gente aquí" y "no ha logrado imponerse como un lugar de justicia, susceptible de conducir a la reconciliación", declaró a la AFP Milorad Dodik, jefe político de los serbios de Bosnia y presidente de la Republika Srpska.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.