Decenas de miles de húngaros vuelven a manifestarse contra Orban

Anuncios

Budapest (AFP)

Decenas de miles de húngaros marcharon por segundo sábado consecutivo en Budapest contra el primer ministro Viktor Orban, recientemente reelegido.

Al menos 30.000 personas, según un recuento de la AFP, desfilaron por la capital para participar en un mitin en el que los oradores exigieron medios públicos no partidistas.

El primer ministro conservador, en el poder desde el año 2000, logró el 8 de abril su tercer mandato consecutivo, cuando su partido Fidesz obtuvo casi la mitad de los votos en las elecciones legislativas, lo que le garantizaría una mayoría de dos tercios en el Parlamento.

El gobierno de Orban, de 54 años, es acusado con regularidad de acallar a los medios, sometiendo el servicio público a un estrecho control editorial y favoreciendo la compra de medios independientes por hombres de negocios aliados del poder.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) consideraron en un informe que las elecciones se desarrollaron en condiciones satisfactorias, pero que la capacidad de los electores para votar con conocimiento de causa se vio dificultada por la "retórica xenófoba" y por la "parcialidad de los medios".

Numerosos manifestantes, la mayoría de ellos jóvenes, coreaban "democracia" y ondeaban banderas húngaras y europeas.

Uno de los organizadores, Viktor Gyetvai, de 20 años, declaró a la AFP que la manifestación "no va a cambiar el sistema de un día a otro", sino que su objetivo es crear "un movimiento cívico" para desafiar a Orban.

"El sistema actual no es una democracia", declaró el principal orador del mitin de este sábado, Peter Marki-Zay, un exelector del Fidesz que adquirió gran notoriedad a nivel nacional en febrero, al obtener una alcaldía frente al partido de Orban en una pequeña localidad.

En su opinión, debería construirse desde cero un frente unido anti-Orban, ya que los partidos de oposición actuales no son capaces de cuestionar la supremacía del primer ministro.

El sábado pasado, unas 100.000 personas protestaron en Budapest.

Según los organizadores, la próxima manifestación será el 8 de mayo ante la sede del parlamento.