"Encuentro internacional" para la disolución de ETA el 4 de mayo en el País Vasco francés

Anuncios

Bayona (Francia) (AFP)

Un "encuentro internacional" para alcanzar una "paz justa y duradera" en el País Vasco tendrá lugar el 4 de mayo en la localidad francesa de Cambo-les-Bains (suroeste del país), anunció este lunes el mediador internacional Raymond Kendall.

"Celebraremos un nuevo encuentro internacional en Cambo el 4 de mayo de 2018 (...) que será primordial en el avance del proceso de paz definitivo", declaró el experto británico, miembro del Grupo Internacional de Contacto (GIC) que trabaja a favor de un proceso de paz en el País Vasco, durante una conferencia de prensa en Bayona.

"Los vascos han demostrado una clara determinación de avanzar en un objetivo de lograr una paz justa y duradera (...) Estamos seguros de que habrá nuevos avances en un futuro cercano, en el mes de mayo", agregó Kendall en francés.

La organización separatista vasca ETA dijo la semana pasada que anunciará su disolución durante el primer fin de semana de mayo en el País Vasco francés, mediante una declaración "muy clara".

"La declaración de que ETA ya no está más va a ser muy clara. Las palabras no se las puedo mencionar. Pero no va a quedarle ninguna duda a nadie", garantizó el jueves pasado Alberto Spectorovsky, también miembro del GIC.

ETA pidió la semana pasada perdón a las víctimas por el "grave daño" causado durante su lucha armada por la independencia del País Vasco, un gesto previo a su esperada disolución, aunque sus disculpas dirigidas sólo a los afectados "sin responsabilidad" en el conflicto generaron polémica en España.

"Lo sentimos de verdad", indicó el texto difundido casi 60 años después de la creación en 1959 de la organización, a la que se le atribuye un historial de atentados con bombas y asesinatos que dejó, según las autoridades, al menos 829 muertos.

Responsable también de secuestros y extorsiones, Euskadi Ta Askatasuna (País Vasco y Libertad, en lengua euskera) se limitó a pedir perdón específicamente a aquellas víctimas "que no tenían una participación directa en el conflicto".

"A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón", señaló el texto divulgado el viernes por el diario vasco Gara.