Nueva legislación

Francia: cámara baja de la Asamblea Nacional francesa aprueba ley de inmigración propuesta por Macron

París, capital de Francia, es una de las ciudades que más se ha visto afectada por el traslado de migrantes a Europa. Abril 6 de 2018.
París, capital de Francia, es una de las ciudades que más se ha visto afectada por el traslado de migrantes a Europa. Abril 6 de 2018. Benoit Tessier / Reuters

La cámara baja del parlamento francés desestimó las críticas realizadas por grupos de derechos humanos y partidos de izquierda, y aprobó la nueva ley de inmigración.

Anuncios

Con amplia mayoría, la cámara baja del parlamento francés aprobó un proyecto de ley que endurecerá las normas para la petición de asilo. La aprobación de este nuevo texto legal, el cual es calificado como controversial para muchos, se produjo luego de intensos debates en el poder legislativo.

Un total de 228 integrantes de la cámara baja estuvieron a favor del proyecto mientras 139 en contra. Durante la votación se produjeron 24 abstenciones. Esta ley debió ser votada el pasado viernes, sin embargo las discusiones se extendieron por 61 horas.

El texto aprobado por los representantes de la cámara baja, contempla la reducción de plazos para solicitar asilo, duplica el tiempo de detención en 90 días para los inmigrantes ilegales y además deja el cruce ilegal de fronteras como un hecho punible, el cual podría llevar cárcel por un año además de multas.

El proyecto de ley, busca reducir a la mitad el tiempo que le toma a las autoridades procesar las solicitudes de asilo, al tiempo que facilitaría el acceso del mismo a los menores de edad.

De acuerdo con la información de la agencia AFP, Francia recibió durante el año 2017 más de 100 mil solicitudes de asilo, contrario a la tendencia que maneja el resto del continente que redujo a la mitad las peticiones de los años 2016 y 2017.

Las migraciones han sido un tema político importante en Francia desde que cientos de miles de personas han decidido establecerse en Europa tras huir de las guerras y la pobreza que afectan la región del Medio Oriente y África. Por ello, la administración de Emmanuel Macron, ha reafirmado su deseo de ser firme y justa en la aplicación de sus leyes.

El texto legal aprobado, prevé para los refugiados que resulten aceptados más ayudas para integrarse, mejores trabajos y clases de francés. Este debate ahora se trasladará a la cámara alta del Senado para ser votado en el mes de junio.

El debate provocó tensiones en el partido de Macron

Durante la discusión de la ley, se generaron las primeras diferencias en el partido del presidente Emmanuel Macron, La República en Marcha.

Jean-Michel Clement, un integrante de la referida organización política, votó en contra del proyecto de ley y manifestó que se separará de la mayoría.

"No estoy seguro de que estemos enviando a los ciudadanos del mundo el mensaje universal que siempre ha sido nuestro", destacó el legislador a través de un comunicado luego de conocer los resultados.

Richard Ferrand, considerado como uno de los hombres más importantes del partido de Macron, había anunciado a los miembros de la organización antes de las votaciones que la abstención sería considerada como un "pecado venial". Sin embargo, votar en contra sería considerado como un “pecado mortal”, agregó.

El debate sobre la ley migratoria se produce en un punto donde Emmanuel Macron ha recibido una serie de críticas, debido a su intención de ir adelante con un plan de reformas que ha provocado la paralización de la red de ferrocarriles del país.

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24