Dinamarca

¿Por qué Groenlandia busca independizarse?

De los siete partidos en liza, seis abogan por la independencia de Groenlandia y algunos quieren acceder a ella en 2021.
De los siete partidos en liza, seis abogan por la independencia de Groenlandia y algunos quieren acceder a ella en 2021. Ritzau Scanpix - Christian Klindt Soelbeck / Reuters

Groenlandia, un territorio autónomo danés rico en recursos naturales, centra su atención en la elección del Parlamento local, pero sin perder la perspectiva del proceso de independencia.

Anuncios

Desde 2009, Groenlandia es ampliamente independiente en su política económica, mientras Copenhague todavía es responsable de las funciones soberanas como la moneda, la política exterior y de defensa.

Groelandia es una isla cubierta de hielo donde el Gobierno danés mantiene un dominio. Cuenta con 55.000 habitantes en una superficie cuatro veces superior al territorio de Francia.

Sin embargo, si la Constitución danesa reconociera el derecho a la autodeterminación de la isla, la secesión la privaría de los 3,6 mil millones de coronas (483 millones de euros) que le envía el Gobierno central cada año. Un maná que representa casi el 60% de su presupuesto y explica el dilema de los independentistas: separarse sin empobrecerse. Con un PIB de 2,2 mil millones de dólares en 2015, la Groenlandia independiente sería el país más pobre de Europa junto A San Marino.

Sin fecha exacta para la independencia

De los siete partidos en liza, seis abogan por la independencia y algunos desean acceder a ella en 2021, cuando se cumplan los 300 años de la ocupación danesa. Pese a ello, la mayoría de los independentistas no ofrecen una fecha exacta.

De acuerdo con la última encuesta, publicada el 20 de abril, el partido de izquierda verde, ostentaba un 31% de intención de voto por delante de su gran rival, Siumut, actualmente en el poder, con una tendencia socialdemócrata y que domina en la vida política groenlandesa desde 1979.

La única formación en contra de la independencia, el Partido de la Cooperación, no conseguiría más que el 2,9% de los votos, señala el citado estudio.

Para Aaja Chemnitz Larsen, del partido IA, antes de hablar de una fecha, hay que pensar mucho. "Las inversiones extranjeras serán esenciales para el desarrollo de la sociedad groenlandesa", explica la diputada. Su partido quiere diversificarlas, Groenlandia despierta el apetito tanto en occidentales como en rusos y chinos por su ubicación estratégica en el Ártico.

Pero Copenhague, la capital de Dinamarca, podría oponerse a estas si considera que dichas inversiones amenazan su política exterior y de seguridad.

Las ventajas económicas

Para financiar su soberanía, al territorio no le faltan ventajas, "especialmente en los minerales", apunta Mikaa Mered, profesor de Economía y Geopolítica en el Ileri de París y especialista en temas relacionados con el Ártico. No obstante, "sufre de un problema de infraestructura y falta de mano de obra".

La pesca, que representan el 90% de las exportaciones groenlandesas, puede beneficiarse provisionalmente del cambio climático si se abre a la diversificación de las capturas.

El turismo es otra fuente de ingresos que lucha por despegar a medida de que se consolida en la vecina nación de Islandia.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24