Saltar al contenido principal
Suspensión aérea

La antesala a la desconexión aérea entre Venezuela y Panamá

Un avión de Copa Airlines antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en la Ciudad de Panamá, Panamá, el 12 de abril de 2018.
Un avión de Copa Airlines antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en la Ciudad de Panamá, Panamá, el 12 de abril de 2018. Carlos Lemos / Reuters
2 min

A partir de la medianoche del 24 de abril entrerá en vigencia la suspensión de las relaciones económicas entre las aerolíneas de Venezuela y Panamá, en medio de la crisis bilateral.

Anuncios

Desconectadas, así que quedarán Venezuela y Panamá luego de que entre en vigencia la suspensión aérea para las compañías venezolanas que funcionan en territorio panameño.

Aunque los gobiernos de ambos países mostraron su intención de solucionar la crisis bilateral que aqueja su panorama aéreo, la desconexión por aire está a pocas horas de convertirse en una realidad, cuando a la medianoche del 24 de abril se haga efectiva la medida.

En la antesala a la aplicación de la restricción de relaciones económicas, un vuelo de la aerolínea venezolana Laser pasó a ser el último en despegar con rumbo a Tocumen, Panamá. Se trata del QL1983, el trayecto final entre ambos países, que partió desde Maracaibo en la tarde del martes.

Laser seguía volando, pese a que en el caso de la compañía panameña Copa Airlines la paralización de actividades comenzó desde el seis de abril. Los que siguen ahora son Santa Bárbara Airlines, Turpial y Avior, algunas de las empresas de transporte aéreo más tradicionales de la nación gobernada por Nicolás Maduro.

Alfredo Fonseca Mora, el director general de la Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá, le explicó a la agencia de noticias EFE que su país dio 15 días para no afectar a los viajeros de esa ruta entre ambas naciones y que así pudieran planificar su regreso.

La tensión entre Venezuela y Panamá

Por el momento, se espera que la desconexión aérea se mantenga durante 90 días, que podrían ser prorrogados de acuerdo con el avance o retroceso que se presente en las relaciones entre ambos gobiernos.

Dos días antes del inicio de la suspensión, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, insistió en que la medida no solo afecta a venezolanos y panameños, sino a los viajeros que recurren a estos países para conectarse con otros puntos de la región.

La crisis bilateral inició el 28 de marzo, cuando las autoridades panameñas le pidieron a las entidades bancarias del país que aumentaran las acciones de supervisión financiera para 55 venezolanos involucrados con el panorama politico, entre los cuales figura el presidente Maduro, por su presunta catalogación como usuarios de “alto riesgo” para el registro de casos de blanqueo de dinero.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.