Aniversario Chernóbil

Chernóbil y los 32 años del accidente nuclear que marcó la historia de Ucrania

Varias mujeres portan retratos de sus familiares, que fueron víctimas del desastre nuclear de Chernóbil, durante una ceremonia conmemorativa en Kiev, Ucrania, el 26 de abril de 2018.
Varias mujeres portan retratos de sus familiares, que fueron víctimas del desastre nuclear de Chernóbil, durante una ceremonia conmemorativa en Kiev, Ucrania, el 26 de abril de 2018. Valentyn Ogirenko / Reuters

El 28 de abril de 1986 se produjo el accidente nuclear de Chernóbil, que provocó la evacuación de unas 115.000 personas en un radio de 30 kilómetros alrededor de la central. Ucrania homenajeó a las víctimas que dejó este desastre medioambiental.

Anuncios

El cuarto sábado de abril de 1986 la explosión de un reactor nuclear en Ucrania liberó en la atmósfera 50 millones de curies de radiación tras un accidente que marcó la historia de Ucrania y el mundo.

De aquel hecho registrado en una planta de Chernóbil han pasado 32 años que eternizan el recuerdo de que expertos internacionales catalogan como el mayor incidente nuclear de la hisoria global, calificativo que se sustenta la superioridad de su impacto, en comparación con la bomba de Hiroshima: 500 veces más potente.

En medio de la angustia desatada por el estallido, más de 115.000 personas tuvieron que ser evacuadas de la zona afectada en un radio de 30 kilómetros alrededor de la planta. Hoy, tres décadas después, los ucranianos recordaron a las víctimas de esta tragedia medioambiental.

Las commemoraciones fueron sentidas. En medio de banderas y honores, a algunos de los asistentes se les escaparon las lágrimas en el acto en que el presidente Petro Poroshenko ofrendó flores en la planta nuclear.

Mientras que en el centro productivo de Chernóbil el homenaje fue con decenas de pétalos, en la capital, Kiev, el homenaje fue con una ceremonia solemne a la que asistieron varios de los representantes civiles y militares que fueron enviados al sitio de la tragedia para apoyar las tareas de limpieza, los valientes a los que el mundo conoce como "liquidadores".

Lo que comenzó como una prueba de simulación con la que el equipo de la planta nuclear pretendía analizar cómo reaccionarían ante un corte de energía eléctrica, terminó por provocar el aumento de potencia al interior de uno de los reactores y producir la muerte inmediata de 31 personas, aunque, según las autoridades, el número de afectados que murieron en silencio tiempo después a causa de la intoxicación por la radiación supera los mil.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24