La izquierda italiana pospone la decisión sobre el apoyo a los antisistema

Anuncios

Roma (AFP)

El Partido Democrático (PD, centroizquierda) anunció este jueves que pospone hasta el 3 de mayo la decisión sobre un eventual apoyo a un gobierno presidido por la formación antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) en medio de la encrucijada política que vive Italia tras las elecciones de marzo.

"Hemos decidido convocar a la dirección nacional del partido" para decidir "si es el caso y con cuales condiciones participar en las negociaciones" con el M5E, declaró Maurizio Martina, secretario interino del PD.

Martina remplaza al ex primer ministro Matteo Renzi tras la derrota que sufrió el PD en las elecciones legislativas del 4 de marzo, en las que ninguna formación ni coalición obtuvo la mayoría suficiente en el parlamento para gobernar.

El PD, en el poder desde 2013, fue el gran perdedor de las elecciones con cerca del 19% de los votos y varios dirigentes de sus dirigentes rechazan cualquier acuerdo con el M5E, que fue muy crítico con algunas importantes medidas económicas y sociales promovidas por el centro-izquierda.

Martina reconoció que el M5E ha hecho "pasos importantes" en estos días para obtener el apoyo parlamentario del centro-izquierda, aunque admitió que "no se pueden ocultar las dificultades" entre los dos sectores, con frecuencia en desacuerdo.

"Somos fuerzas políticas diferentes, con puntos de vista muy diferentes", recalcó Martina tras reunirse con Roberto Fico, presidente de la Cámara de Diputados.

Fico, entre los fundadores del M5E, fue encargado por el presidente de la República, Sergio Mattarella, de explorar la posibilidad de llegar a un acuerdo entre PD y los antisistema, tras fracasar la opción con la derecha.

Mattarella, árbitro de la situación, está explorando todas las opciones para que se logre formar un gobierno que refleje el complejo resultado de las elecciones, con un país dividido en tres.

El M5E, primera fuerza política de Italia con más del 32% de los votos, reclama el derecho a gobernar, al igual que la coalición de derecha formada por tres partidos, entre ellos Fuerza Italia, de Silvio Berlusconi, y la Liga, de Matteo Salvini, que obtuvo el 37%.

En los dos meses de consultas los antisistema han elaborado una serie de puntos claves para lo que han llamado "un contrato para gobernar", que incluye medidas para incrementar el trabajo y una suerte de salario para los pobres, lo que podría convencer al PD.

Sin embargo, la idea de una alianza con la izquierda ha generado revuelo entre las bases de ambos sectores, que se han enfrentado duramente en los últimos años.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, el M5E declaró que está a favor de nuevas elecciones.