Saltar al contenido principal

El beneficio del banco español BBVA crece un 11,8% en el primer trimestre

Anuncios

Madrid (AFP)

El segundo banco español BBVA publicó este viernes un crecimiento de su beneficio neto del 11,8% en el primer trimestre de 2018 gracias a su rendimiento en España que compensó el impacto negativo de los tipos de cambio en otros mercados.

El resultado neto alcanzó 1.340 millones de euros, por encima de de los 1.160 millones que habían pronosticado de media los analistas interrogados por el proveedor de informaciones financieras Factset.

Sin el impacto de los tipos de cambio, el crecimiento habría sido del 22,3%, asegura el banco en un comunicado.

La entidad financiera, con una fuerte presencia en México, atribuye el resultado a "la buena evolución de los ingresos recurrentes, la moderación de los gastos de explotación y los menores saneamientos y provisiones".

En el primer trimestre del año anterior, el BBVA tuvo que aprovisionar 117 millones de euros para un importante plan de reestructuración y reducción de personal.

En España, el banco redujo fuertemente las pérdidas de su rama inmobiliaria, constituida de "activos tóxicos", bienes inmobiliarios requisados durante la crisis a particulares o promotores incapaces de reembolsar sus créditos.

Las pérdidas pasaron de 106 millones de euros hace un año a 27 millones, según el BBVA.

El banco "tiene previsto reducir casi por completo su exposición al negocio inmobiliario" antes del tercer trimestre, cuando será efectiva la venta de esta área al fondo estadounidense Cerberus Capital, firmado a finales de 2017 por alrededor de 4.000 millones de euros.

En total, el resultado neto en España subió un 54,2% en el primer trimestre.

El producto neto bancario, equivalente a la cifra de negocios, se estancó en alrededor de 4.288 millones de euros (-0,8% interanual) debido al impacto negativo de los tipos de cambio dada la presencia del banco en el continente americano y Turquía.

En tipos de cambio constantes, la cifra de negocios habría crecido casi al 10%.

La tasa de fondos propios duros, que mide la solidez financiera del banco, se degradó ligeramente, del 11,1% a finales de diciembre al 10,9%.

La tasa de morosidad, los créditos bajo riesgo de no ser reembolsados, se mantuvo estable al 4%.

BBVA emplea a alrededor de 133.000 personas en una treintena de países, entre ellos España, México, Turquía y Estados Unidos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.