La eurozona se da dos meses para el acuerdo sobre el alivio de la deuda griega

Anuncios

Sofía (AFP)

Los ministros de la eurozona se dieron este viernes hasta junio para lograr un acuerdo sobre Grecia de cara al final en agosto del vigente programa de rescate, que podría incluir medidas para aliviar su ingente deuda y un colchón de liquidez.

"El 21 de junio debemos tomar la decisión que conduzca al final del programa [de rescate] en agosto", dijo en rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici, tras una reunión del Eurogrupo en Sofía.

Tras el estallido del crash financiero de 2008 y la posterior crisis de la deuda en el bloque, Grecia se ha visto sometida a una serie de rescates de su economía desde 2010 a cambio de duras reformas. Y, siete años después, logró volver a la senda del crecimiento con un 1,5% en 2017.

Y, aunque ese año superó por segunda vez consecutiva los objetivos fijados por sus acreedores al registrar un superávit presupuestario del 0,8% del PIB y un excedente primario del 4%, su elevado nivel de deuda que ronda el 180% del PIB sigue preocupando.

Por ello, de cara al final del programa y su regreso a los mercados financieros, los europeos buscan un acuerdo sobre un eventual alivio de la deuda de Atenas, "un punto crucial" que no fue abordado durante la reunión este viernes, según Moscovici.

Los acreedores y Atenas se encuentran sumidos actualmente en la última revisión de las medidas a las que Grecia se comprometió.

En este sentido, el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, anunció en rueda de prensa una nueva misión de los acreedores a la capital griega el próximo 14 de mayo.

Una opinión favorable de estos abriría la puerta al último desembolso de ayuda al país de los 86.000 millones de euros previstos en el vigente tercer plan de rescate y que podría destinarse a crear una especie de red de seguirdad para evitar futuros impactos en la economía griega a partir de agosto.

"El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) tiene la intención de realizar un desembolso final (...) que podría ser considerable con el objetivo de aumentar el colchón de liquidez", indicó el director general de esta institución que ha desempeñado un papel clave en el rescate a Grecia.

Según fuentes de la eurozona, el desembolso previsto para julio podría rondar entre los 10.000 y 12.000 millones de euros.

A la espera de una decisión, Centeno consideró que Grecia debería mantener sin tocar esa eventual reserva durante "18 meses", tiempo superior al habitual para países en crisis.