Incluso las monjas carmelitas critican la sentencia a La Manada en España

Anuncios

Madrid (AFP)

Las monjas de un convento de clausura en España se sumaron a la protesta contra la sentencia que exculpó de violación a cinco españoles que abusaron de una joven, para que "hubiera una voz en la Iglesia" contra esta decisión, explicaron el sábado a la AFP.

Desde el convento de Hondarribía, en el País Vasco, "toda la comunidad" de 16 monjas de la orden de las Carmelitas Descalzas decidió reaccionar a la sentencia divulgando un texto en Facebook, explicó por teléfono una portavoz de estas religiosas, la hermana Mariluz.

"Lo que está escrito es lo que pensamos la comunidad, lo escribimos porque queríamos que hubiera una voz en la Iglesia de crítica de la sentencia", afirmó.

Cinco hombres de 27 a 29 años, que se autodenominaban "La Manada", fueron condenados el jueves en Pamplona a nueve años de cárcel por "abuso sexual" en grupo de una joven de 18 años durante las fiestas de San Fermín en 2016 con un agravante de "prevalimiento".

Los jueces de la Audiencia de Navarra, en el norte de España, desestimaron el cargo de "violación", para el cual el Código Penal español estipula que debe haber "intimidación" o "violencia".

El comunicado de las religiosas retoma el eslogan "hermana, yo sí te creo", masivamente coreado por los españoles indignados porque la justicia no haya condenado por violación a los cinco hombres que habían grabado sus actos y porque la joven víctima tuviese que justificarse de haber mantenido una actitud pasiva ante ellos.

En su mensaje, las carmelitas no defienden únicamente a las víctimas de violación, sino en general de todas las mujeres que viven de forma distinta a la suya.

"Nosotras vivimos en clausura, llevamos un hábito casi hasta los tobillos, no salimos de noche (más que a Urgencias), no vamos a fiestas, no ingerimos alcohol y hemos hecho voto de castidad", resumen.

"Y porque es una opción LIBRE, defenderemos con todos los medios a nuestro alcance (este es uno) el derecho de todas las mujeres a hacer LIBREMENTE lo contrario sin que sean juzgadas, violadas, amedrentadas, asesinadas o humilladas por ello", subrayan.

La fiscalía de Navarra anunció el viernes que recurrirá la sentencia, mientras el gobierno español afirmó que estudiará la necesidad de reformar el Código Penal.