Primera reunión del Consejo Nacional Palestino desde 1996

Anuncios

Ramala (Territorios Palestinos) (AFP)

El Parlamento de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se reunirá el lunes por primera vez en más de 20 años, en un momento en que el presidente Mahmud Abas busca consolidar su posición en medio de tensiones con Washington.

Según los expertos, esta reunión del Consejo Nacional Palestino (CNP), organizada en Ramala, en Cisjordania ocupada, no debería conducir a un cambio político importante. Pero, debe desembocar en la elección de 18 miembros del Comité ejecutivo de la OLP.

Más de un centenar de los 740 miembros del CNP ya han anunciado en una carta que boicotearán la reunión, incluidos decenas de aliados de los islamistas de Hamas, el partido palestino más grande por detrás del Fatah de Abas.

El sábado llamaron al presidente palestino a aplazar la asamblea hasta que se alcance una reconciliación entre las facciones rivales.

El CNP, que representa a los habitantes de los territorios palestinos y de la diáspora, no ha celebrado una sesión ordinaria desde 1996, aunque hubo una reunión de emergencia en 2009 en Ramala.

La sesión, que comenzará el lunes y se prolongará durante tres días, tiene lugar en un momento en que las relaciones de Abas y la administración del presidente Donald Trump están en su punto más bajo ante el traslado, el 14 de mayo, de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

También se inscribe en medio de un gran movimiento de protesta que reclama el "derecho al regreso" de los palestinos a las zonas de las que fueron expulsados o huyeron con la creación de Israel en 1948.

Más de 40 palestinos fueron asesinados por disparos del ejército israelí desde el inicio, el 30 de marzo, de masivas manifestaciones a lo largo de la frontera entre Gaza e Israel.

- "Indicadores" -

El comienzo de la sesión del CNP se espera para el lunes por la noche con un discurso de Abas, de 82 años.

Las posiciones del presidente palestino se han endurecido desde que Trump anunció el 6 de diciembre el traslado de la embajada estadounidense.

A través de esta decisión, Trump reconoció unilateralmente a Jerusalén como capital de Israel, rompiendo décadas de consenso internacional de que el estatuto de la ciudad tendrá que establecerse mediante un acuerdo entre israelíes y palestinos.

En marzo, Abas calificó al embajador estadounidense en Israel, David Friedman, partidario de las colonias israelíes, de "hijo de perra".

Pero su posición es débil por la creciente división entre Fatah y Hamas, que controla la Franja de Gaza desde 2007, después del fracaso de un proceso de reconciliación el pasado otoño (boreal).

En este contexto, buscará centralizar más poder en las instituciones que controla, creen los analistas.

Hugh Lovatt, especialista de Israel y los Territorios Palestinos en el think tank European Council for Foreign Relations, espera que la reunión "marque una nueva etapa para consolidar el poder de Abas y marginar a sus rivales políticos".

Los nombres de los elegidos para el Comité ejecutivo se considerarán un indicador clave de los apoyos a una política palestina moderada, añade Lovatt. Según él, incluso se podría ver allí "una pista de los favoritos en la carrera a suceder a Mahmud Abas".

El presidente palestino será uno de los tres representantes del Fatah para el Comité ejecutivo. Otros siete partidos más pequeños, entre los cuales no está Hamas, nombrarán un candidato, mientras que se escogerán a ocho candidatos independientes. Al menos 10 de los 18 miembros actuales del comité serán probablemente reemplazados.